Desempleo en Panamá: la historia de un migrante venezolano

Alexander Hernández es un venezolano de 36 años residenciado en Panamá desde hace cinco años. Actualmente se encuentra desempleado por las medidas tomadas por la empresa donde laboraba. Esto a consecuencia de la pandemia de la covid-19.

Las condiciones en las que se encontraba Venezuela en el año 2015 forzaron a Alexander a buscar otro destino. También el embarazo de su pareja para ese momento. Escogió a Panamá para tratar de darle la mejor estabilidad a su hija.

Ahora es noticia: Continúa preocupación de los jóvenes venezolanos en esta cuarentena

Acá en Venezuela laboraba en el Seguro Social. Una vez ya en el país que reside actualmente empezó a trabajar de mesonero y bartender en un restaurant. Este fue el primero en abrirle las puertas durante tres años.

Tuvo que estudiar en la universidad de Panamá para validar algunas materias que complementaban su carrera. “Me ayudó mucho, gracias a esto obtuve mi residencia permanente y actualmente estoy en la parte administrativa. Dure aproximadamente un año y algunos meses en una financiera, el cual era mi antiguo trabajo”, expresó.

La situación que se está viviendo actualmente en el país centro americano llevó a varias empresas a prescindir de los contratos de los trabajadores que lleven laborando menos de dos años en la institución. Se apegan al decreto 212 que dicta que toda aquella persona con dicho tiempo de duración será liquidada con todos los cargos a ley.

Debido a esto el gobierno panameño ha dado una ayuda a las personas desempleadas. Esta se basa en entregar una especie de cestatickets o Vales Panamá que equivalen a 80 Balboas o lo que viene siendo 80 dólares. Ello para que los residentes asistan a los supermercados a realizar un senso y así dependiendo del número de personas que vivan en un hogar se realizará la ayuda.

Opciones en Panamá

“Son muy pocas opciones las que me quedan acá en el país, hay que seguir viendo cómo avanza la situación. Tengo a mi papá y a mi mamá en Venezuela, al igual que a mis hermanas y sobrinas. Gracias a dios ellos cuentan con la ayuda de mi cuñado que también trabaja, yo los ayudaba desde acá con el envío de remesas quincenalmente”, comentó.

Nos habló acerca de la poca ayuda que ofrece la embajada del régimen. “La embajada que es por parte de Guaidó si ofrecen ayuda, pero en la embajada del otro señor no te dan mayor ayuda, la información es mala y esto hace que estemos a la deriva”, enfatizó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver