Volver
Cuarentena se extiende en Venezuela
Compártelo:

Consecuencias de una prórroga de la cuarentena

La pandemia que impactó el sistema político venezolano ha incrementado preponderantemente los niveles de conflictividad social. Esto ya que ha develado las incapacidades del régimen para combatir, de la manera menos trágica para la población, la Covid-19.

Las ofertas del régimen no logran cubrir las múltiples demandas de la sociedad, que diariamente se incrementan. El principal motivo es el descuidó del aparato productivo a través de la persecución al empresariado, y con ello, sacando a miles de empresas del territorio nacional. Asimismo, quebró las empresas del Estado y, sobre todo a PDVSA, que ha llevado sus niveles de producción petrolera a mínimos históricos. A la vez de paralizar sus refinerías, generando hoy una crisis de combustible inédita en nuestra historia reciente.

Ahora es noticia: Diplomacia, distracción y negociación a raíz de la Operación Gedeón

Para disminuir los contagios por coronavirus, el régimen decretó un estado de alarma el pasado 13 de marzo. Dispuesto en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6519. El cual, fue prorrogado en el mes de abril por 30 días más, poniendo a los venezolanos en cuarentena hasta el 12 de mayo. Con este escenario y por la insistencia que tiene el régimen en continuar la cuarentena, se puede pensar que se prorrogará una vez más el estado de alarma.

De prorrogarse la cuarentena, el régimen continuará apalancándose en ella para reprimir a los miles de venezolanos que protestan diariamente en el interior del país. Desde Los Andes por la falta de energía eléctrica, hasta las costas de oriente, donde los pescadores no tienen aceite ni combustible para faenar y llevar el sustento a sus hogares.

¿Cuáles serían los objetivos del régimen para extender la cuarentena?

Asimismo, el régimen continuará desplegando una guerra psicológica y mediática de múltiples objetivos como: fracturar cualquier intento de la oposición que apunte a una transición pacífica, culpar a la disidencia política y al “imperio” de todos los males que padece la ciudadanía y al mismo tiempo, para aprovechar el control de los medios de comunicación para proyectarse como el “único poder constituido” de Venezuela y mostrar que “tienen bajo control la pandemia”.

En síntesis, en esta pandemia, el régimen busca cercenar a través de la violencia o la censura cualquier canal que sirva para expresar el descontento de la población.

Cuarentena en un contexto de crisis

Ya ha sido excesivamente complicado lidiar con una cuarentena en donde la gran mayoría de la población no tiene dinero para alimentarse, agua para asearse, gas para cocinar, internet para informarse y aparte de ello, deben estar a oscuras casi todo el día porque no les llega la energía eléctrica.

Otro factor importante es el miedo que tiene la población a infectarse por la Covid-19. Lo que estimula aún más esta emoción, es la certeza de la
fragilidad del sistema sanitario en Venezuela. Además de la utilización del aparato represivo estatal para perseguir a quienes en algún momento, puedan dar positivo. Este miedo se incrementa cuando mediante cadena nacional, el régimen en su narrativa reprende y, como un padre regañando a sus hijos, llama la atención de todos los Venezolanos de una manera violenta.

De prorrogarse la cuarentena habrá un repunte en los niveles de conflictividad social que se manifestará en el incremento de las protestas en el interior del país. Adicionalmente, en la desesperación de personas que no tienen como alimentarse, ni abastecerse de comida -lo suficiente- volveremos a ver espectáculos dramáticos como los de Petare y Catia, en donde cientos de personas desacataban el distanciamiento social, para intentar, en la medida de sus posibilidades, comprar comida.

Finalmente, de continuar la cuarentena los problemas fundamentales que sufrimos los venezolanos, no serán resueltos. Como ya dije en líneas anteriores, se agravarán todos. En este escenario de conflictividad social, el camino a la transición se ve lleno de obstáculos. En él, el régimen aprovechará el momento para incrementar su control político y desestimar cualquier alternativa de transición. Todo esto basándose en el hecho de que hay que mantener un distanciamiento social. No es mi intención pronosticar catástrofes, pero en Venezuela ya estamos en una.

Por: Ricardo Martínez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido