Cinco cosas que quizás no sabías del Clásico

El pasado sábado se disputó un nuevo partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona, con el equipo “merengue” logrando la victoria por 2-1, en un partido pasado por agua y disputado con más garra que fútbol, pero con emociones, literalmente hasta la última jugada, con un disparo de Ilaix Moriba que se estrelló el travesaño de la portería defendida por Thibaut Courtois, que pudo haber significado el empate para el club catalán. Y es que el Clásico es el partido más importante a nivel de clubes, paralizando al mundo del balompié cada vez que se disputa. Por ello, hoy te traemos cinco cosas que no sabías (o quizás si), sobre esta rivalidad. ¡Comenzamos!

Superclásico: Real Madrid. Vs. FC Barcelona

Primer partido e historial

El “Barça” fue fundado en 1899, mientras que el Madrid Club de Fútbol (en un primer momento sin el título de “Real”, que le fue otorgado 18 años después de su origen), nació en 1902. Poco después se llevó a cabo la Copa de la Coronación, torneo de carácter amistoso, que, dado su éxito en aquel momento, terminó siendo precursor de la actual Copa del Rey. En semifinales de dicha justa, se dio el primer partido entre ambos equipos, con victoria para los catalanes por 3-1.

Ahora es noticia: Sorteo de la Libertadores y Sudamericana: así quedaron los clubes venezolanos 

Este fue apenas el primer partido de un total de 247 que se han llevado a cabo, contando todas las competiciones, un partido amistoso en 2017 y el propio cotejo de liga del sábado. Como era de esperarse de una rivalidad como esta, el balance es muy parejo. Con 98 victorias para el conjunto blanco, 97 para los azulgranas y 52 empates.

¿Cuál es el origen de la rivalidad?

Ser los dos clubes más ganadores de “La Liga”, fundadores de esta competición y tener el honor, junto al Athletic Club de Bilbao de ser los únicos tres equipos que nunca han descendido de la máxima categoría, serían pergaminos más que suficientes para justificar una rivalidad tan añeja. Sin embargo, la historia entre Real Madrid y Barcelona trasciende más allá de lo futbolístico y lo deportivo, pasando al ámbito político y social español, e incluso siendo, para algunos, símbolos del centralismo y de la búsqueda de independencia de las comunidades autónomas (y específicamente de Cataluña), respectivamente.

Lo cierto es que el detonante mejor documentado se remonta al año 1943. En ese momento España se encontraba bajo el régimen de Francisco Franco. Los cruces determinaron que Real Madrid y Barcelona se encontraran en semifinales de la Copa del “Generalísimo” (nombre que tuvo la Copa del Rey durante esos años, en honor al dictador) y luego de que el equipo “Culé” venciera en casa por 3-0 en el partido de ida, los “Merengues” se llevaron el cotejo de vuelta con un escandaloso 11-1, hasta este minuto la victoria más abultada en la historia del Clásico, pero que estuvo manchada por la polémica. Según cuenta la historia, oficiales del ejército y la policía intimidaron a los catalanes en el vestuario antes de iniciar la acción.

Bajo el contexto político de la época, este hecho reforzó de alguna forma la “asociación” política de ambos conjuntos, generando una polarización irreversible entre ambas aficiones.

¿Alfredo Di Stéfano perteneció a ambos conjuntos al mismo tiempo?

A pesar de que “La Saeta Rubia” nunca jugó un minuto vestido de azulgrana y por inverosímil que pueda parecer una situación así en la actualidad, la respuesta es: sí.

Eran otros tiempos y el mercado de traspasos no era tan riguroso como lo es ahora. Corría el año 1949 y en ese momento Di Stéfano, siendo ficha de River Plate en su Argentina natal, prácticamente de un día para otro, decidió emprender rumbo a Colombia a jugar con Millonarios. Esto inició una disputa entre ambos equipos sudamericanos, que terminó en una resolución de la FIFA en la que los bogotanos tendrían los derechos del jugador hasta 1954 y los rioplatenses de ahí en adelante.

En ese lapso, “La Saeta” siguió consolidándose como uno de los mejores jugadores del mundo, por lo que tanto Real Madrid como Barcelona pusieron sus ojos en el argentino y ambos llegaron a un acuerdo por él. El problema es que los “Merengues” negociaron con Millonarios, mientras que los “Culés” lo hicieron con River. Esto llevó a otro impasse, en el cual tuvo que intervenir la FIFA, tomando otra salomónica decisión, en la que ambos equipos eran dueños de la ficha de Di Stéfano y debían alternarse cada temporada al jugador a partir de la temporada 53/54, comenzando por el Madrid.

La directiva del Barça terminó por rechazar esa decisión, al sentir que su club se vio perjudicado y decidió vender su mitad de la ficha al Madrid, iniciando así una de las llaves más laureadas de jugador y club en la historia del fútbol mundial.

Los récords del Clásico

Para sorpresa de absolutamente nadie, Lionel Messi es el máximo anotador del Clásico, con 26 goles, seguido de Cristiano Ronaldo y el propio Di Stéfano, empatados con 18. Por su parte, con su diana del partido del sábado, Karim Benzema igualó al mexicano Hugo Sánchez en el noveno puesto, con 11.

En cuanto a apariciones, contando el partido del sábado, Messi también quedó en solitario como el jugador con más apariciones en un Real Madrid – Barcelona, con 46. Dejando a Sergio Ramos, que no pudo estar presente por una lesión, en segundo lugar, con 45.

¿Quién tiene más expulsiones? En otra “sorpresa mayúscula”, Sergio Ramos ha sido expulsado cinco veces en el Clásico, siendo el que más ha visto la roja en la historia de la rivalidad.

Jugadores que militaron en ambos equipos

Paradójicamente, son varios los jugadores que han pasado por las dos entidades, pero hay algunos que, por su peso futbolístico y mediático, lograron ser determinantes en la rivalidad durante su paso por ellas. A continuación, les comentamos algunos de ellos:

Luis Enrique: El actual entrenador de la Selección Española, luego de haber iniciado su carrera con el Sporting de Gijón, llegó a la “Casa Blanca” en 1991 como una gran promesa, pero luego de cinco años con algunos altibajos, el club optó por no renovar su contrato, haciendo que Luis Enrique fichara por su archirrival, siendo pieza fundamental por muchos años del equipo “Culé”, incluso llegando a ser uno de sus capitanes y, por supuesto, lanzando cada vez que podía dardos a su antiguo club.

Samuel Eto’o: El goleador camerunés estuvo siendo muy joven en el Real Madrid, pero vio pocos minutos con el equipo “Merengue”. Sin embargo, luego de un exitoso paso por Mallorca, el Barcelona fijó sus ojos en él, convirtiéndose en imprescindible en el once de Frank Rijkaard, junto a aquel equipo con Ronaldinho, Puyol, Xavi, un juvenil Lionel Messi, entre otros. Luego de ganar una Liga, en la celebración del club junto a su afición en el Camp Nou, Eto’o dedicó unas palabras un tanto fuertes al Madrid, en un episodio que avivó aún más la llama de la rivalidad.

Michael Laudrup: El danés llegó al Barcelona a pedido de Johan Cruyff en 1989, convirtiéndose en un elemento indispensable prácticamente de inmediato. Pero unos años más tarde, dada una filtración de la prensa diciendo que se iría a su máximo rival y con la llegada de Romario al equipo, fue el elegido para ser relegado al banco en una época en la que sólo se podían alinear tres jugadores extranjeros (Ronald Koeman y Hristo Stoichkov eran los otros dos), por lo que no renovó con el club y se marchó al Madrid, donde jugó dos temporadas, ganando una liga.

Ronaldo: El brasileño llegó en 1996 al Barcelona por una cifra récord en su momento, procedente del PSV Eindhoven, en su única temporada en el club ganó la Recopa de Europa, la Copa del Rey y la Supercopa de España, además de ser subcampeón en La Liga. Al año siguiente pasaría al Inter de Milán, donde vivió una etapa plagada de lesiones que casi acaban con su carrera. Sin embargo, luego de ser goleador y campeón del mundo con su selección en Corea-Japón 2002, recalaría en el Real Madrid en la temporada 02-03. Vistió de blanco hasta 2007, formando parte de aquella recordada escuadra de “Los Galácticos”, junto a Zinedine Zidane, David Beckham, Roberto Carlos y, por supuesto, el último miembro de esta lista.

Luis Figo: En uno de los traspasos más polémicos de la historia, el portugués llegó al Madrid luego de cinco años como blaugrana. No fue el primero en cambiar de bando directamente, pero el hecho de que para el momento haya sido la transferencia más cara de la historia, que fuese parte de las promesas electorales de Florentino Pérez para llegar por primera vez a la presidencia de la “Casa Blanca” y la importancia que tenía en el plantel catalán, siendo el segundo capitán detrás de Pep Guardiola, hicieron que Figo sea, hasta el día de hoy, sinónimo de “traidor” para la afición del Barça. En su regreso al Camp Nou los aficionados llevaron pancartas tildándolo de “Judas” y lanzaron toda clase de objetos a la cancha cada vez que el lusitano se disponía a cobrar un tiro de esquina.

Por todo esto y por ser no solo los equipos más importantes de España, sino que también forman parte de la élite mundial, el Real Madrid y el Barcelona representan la rivalidad más importante del fútbol mundial y nos han brindado tantas tardes de golazos, emociones, polémica, peleas y, sobre todo, partidazos que seguramente perdurarán mientras el fútbol siga siendo fútbol.

Por: Miguel de los Ríos

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver