Ambulatorios en Anzoátegui no cuentan con suficientes instrumentos de barrera

 Según los protocolos establecidos, al sentir algún síntoma relacionado con el COVID-19 se debe ir al centro de salud más cercano, ambulatorio o CDI. Para el día de hoy, en el estado Anzoátegui, estos centros de salud se encuentran desabastecidos de instrumentos de barrera para la atención de los pacientes.


El doctor Víctor Velázquez, secretario general del colegio de médicos del estado, manifestó al equipo de Todos Ahora, que la red ambulatoria será la que reciba primeramente los casos sospechosos. Por lo que es vital que también sean dotados al igual que los hospitales centinelas.

Ahora es noticia: Expertos carabobeños de la salud explican cómo accionan ante el COVID-19



 «Estos serán los centros de choque, es decir, los pacientes que sospechen tener la enfermedad, deben ir primero al sistema ambulatorio. Por esta razón, los doctores y enfermeras deben contar con los implementos de bioseguridad adecuados. No con mascarillas caseras, ni guantes que se rompan» dijo Velázquez.

 Por su parte, Yolanda Yemales, vicepresidente del colegio de enfermeras en Anzoátegui, aseguró que actualmente las enfermeras que asisten en dichas instituciones han tenido que laborar con mascarillas hechas por ellas mismas o improvisadas. Y las batas, cubre botas, alcohol y el gerdex son escasos.

Los dos trabajadores de la salud, coincidieron en exhortar a los entes y personas que deseen colaborar y realizar donaciones, a enviarlas a la red de ambulatorios de la zona.



 ¿Cómo han estado los servicios básicos?

La crisis hidrológica ha afectado gran parte del país. Fechas antes de anunciar el primer caso de COVID-19 en el país, los centros asistenciales se veían igualmente afectados.

Iniciando el estado de alarma, el Órgano de Direccion para la Defensa Integral, se comprometió en garantizar los servicios básicos para los centros de salud. Promesa que hasta los momentos se ha cumplido.

Según Yemales, en los cinco centros ambulatorios que se encarga de monitorear, han contado con servicio eléctrico y de agua.

Con respecto al hospital Razetti, centro centinela, se conoció que también ha contado con dichos servicios.


 Ausentismo por falta de transporte

La falta de transporte público, es una de las problemáticas que se les está presentando al personal médico, al punto de que ha habido ausentismo laboral.

Debido a la restricción del abastecimiento de combustible, el transporte público en la zona metropolitana, ha disminuido. Lo que ha hecho cuesta arriba llegar a los sitios de trabajo.

«Hemos tenido ausentismo laboral, ya que no se consigue transporte público, por un lado. Por otro, no se consigue efectivo debido al cierre de bancos,» aseveró Yemales.

En cuanto al personal que labora en el hospital Razetti, luego de tres años exigiendo transporte, lograron que en medio de esta situación, se les asigne el servicio.

Sector salud priorizado para recibir combustible

El abastecimiento de combustible para el sector salud desde los primeros días se había convertido en toda una odisea. Dónde debían ser priorizados, eran maltratados e ignorados.

Debido a las denuncias y a las exigencias de los agremiados, el día jueves, 26 de marzo, el ODDI tomó la decisión de habilitar una estación de servicio exclusivamente para el sector salud.

Para el viernes 27, se conoció que sólo se les estaría surtiendo 20 litros de combustible. Cantidad que el doctor José Kalil, presidente del colegio de médicos, considera insuficiente.

Aunque hay temas que están cubiertos los centros de salud se encuentran desabastecidos y clamando por insumos.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver