Carabobeños esperan mejoras en el servicio de agua tras corte por mantenimiento

Luego de que el presidente de Hidrocentro, Felix Torres, anunció la suspensión del suministro de agua durante 48 horas, los carabobeños guardan consigo la esperanza de poder contar con un servicio eficiente que logre cubrir las necesidades básicas.

Plan de Hidrocentro

El suministro se interrumpió por motivo de “tratamiento, reparaciones y mejoras», en la estación de bombeo y aducciones principales.

Ahora es noticia: Falta de gasolina obligó a conductores a instalar sistema de gas casero

Las fallas en el servicio de agua es una de las principales causas por la cual los carabobeños sufren a diario. Y no es solo la ausencia de la misma, sino también el estado el cual esta llega a los hogares.

Por tal motivo, el equipo de Todos Ahora entrevistó a diversos ciudadanos de la entidad. Esto para saber su opinión respecto al corte de 48 horas por motivo de tratamiento y reparaciones de las estaciones que suministran agua al estado.

Hablan los ciudadanos

Mildre Restrepo una ciudadana extranjera de nacimiento pero venezolana y carabobeña de corazón, comentó que en 30 años que lleva viviendo en Valencia, nunca había padecido tanto por el agua. Admitió que en su urbanización pagaron a especialistas para el lavado del tanque trimestralmente, con la finalidad de obtener mejoras en el servicio. Aún continúan recibiendo el agua maloliente.

“Pensábamos que el problema era el estado del tanque, pero resulta que no. El problema viene desde las plantas donde no están tratando bien el agua. Por eso nos llega con mal olor, e inclusive hasta sucia»,comentó. Acotó que a una de sus hermanas, se le presentó una dermatitis por contacto, a causa del mal estado en el que llega este líquido.

Por otro lado, Jesús Colón afirmó padecer con la adquisición de este servicio, admitiendo “estar acostumbrado”. Pues han sido muchos los años en los cuales han presentado fallas con el agua. Por lo que las rutinas de llenar tobos y contenedores formó parte de sus labores semanales.

Sin embargo, guarda consigo la esperanza de que el agua “al menos llegue limpia», pues el problema en su comunidad es mucho más grande. “Las tuberías están rotas, el consejo comunal ha metido cartas pero no hemos recibido respuesta alguna», confesó.

Así como Jesús y Mildre, son muchos los valencianos e inclusive venezolanos en general, que padecen a diario de un servicio de vital importancia y más en tiempo de contingencia. Finalmente los entrevistados concluyeron en “darle una oportunidad” a Hidrocentro. Apuestan a la esperanza de que esta vez los trabajos marquen la diferencia y sean evidentes.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver