Amnistía Internacional sobre la muerte de Rafael Acosta Arévalo: “Fue desaparecido y torturado”

En un nuevo informe, Amnistía Internacional señaló que Rafael Acosta Arévalo “no falleció en un hospital”. Por el contrario, aseguraron que estuvo “desaparecido, torturado y murió ante un juez”.

En la misma línea, denunciaron que, hasta los momentos, “sobre estos hechos no se ha hecho justicia”.

Ahora es noticia: Yon Goicoechea: «La comunidad internacional se dividirá en torno al reconocimiento de la elección»

Declaración de Amnistía Internacional sobre el caso de Rafael Acosta Arévalo

“Contrario a lo que muestra la investigación penal por parte de la justicia venezolana, Rafael Acosta Arévalo no falleció en un hospital. Fue desaparecido, torturado y murió ante un juez. Sobre estos hechos no se ha hecho justicia”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Asimismo, recordaron que la información pública indicó que Rafael Acosta Arévalo “fue desaparecido forzosamente desde el 21 de junio, hasta el 26 de junio. Fecha en que las autoridades venezolanas anunciaron su detención”.

De esta forma, Amnistía Internacional resaltó que “según un oficio del expediente, los funcionarios de la DGCIM le habrían llevado a un hospital el 28 de junio. Pero, horas después, lo presentaron, mientras agonizaba, ante un tribunal militar para imputarle cargos a pesar de su condición de retiro de las Fuerzas Armadas”.

Aseguraron que Rafael Acosta Arévalo falleció el 28 de junio de 2019. Todo, “en la sala donde se llevaría a cabo la audiencia de presentación, sin recibir atención médica en los momentos previos a su muerte”.

Por ello, destacaron que con “esta evidencia se contradice la versión oficial de las autoridades venezolanas, quienes difundieron que la víctima había muerto en el Hospital Militar Vicente Salias después de haber recibido atención médica”.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver