Murió la paralímpica Angela Madsen mientras cruzaba el océano pacífico

El cuerpo de la atleta paralímpica Angela Madsen, fue encontrado amarrado a su bote por la Guardia Costera de los Estados Unidos. Intentaba completar la hazaña de cruzar el mar desde California hasta Honolulu, capital de Hawái

Ahora es noticia: Vinicius y Sergio Ramos le devuelven el liderato al Real Madrid

Angela Madsen de 60 años de edad, intentaba cumplir una hazaña, al ser la primera atleta paralímpica en completar la mencionada travesía. Por tal motivo, se había propuesto remar el mar pacífico, sin ningún tipo de compañía a pesar de ser parapléjica.

Problemas en alta mar

La propia deportista comunicó a través de las redes sociales que había tenido problemas con su bote, el Row Of Life, escribiendo que tenía que parar para realizar unas reparaciones. Al pasar las horas, dejó de responder los mensajes y la señal de su barco indicaba que estaba a la deriva. Motivo que alertó a las autoridades.

Su trayectoria

La atleta participó en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 en remo, en lanzamiento de bala en Londres 2012, donde obtuvo una medalla de bronce, también participó en Rio 2016 con lanzamiento de bala y de jabalina.

Además, era una activista de los derechos de la comunidad LGBTI en el mundo, fue soldado del cuerpo de marines, en 1993 quedó parapléjica luego de una caída que sufrió en un partido de baloncesto con el ejército de los EEUU, trataron de recuperar su movilidad, pero las operaciones en la espalda no pudieron revertir el daño. Encontró en los deportes una inspiración para seguir adelante en la vida.

El comunicado de la familia

La familia de la atleta emitió un comunicado sobre el trágico desenlace, ¨Angela era una guerrera, tan feroz como nadie. Una vida forjada por dificultades increíbles, ella lo superó todo y defendió el camino exacto que se imaginó desde que era una niña. Remar sola en el océano era su mayor objetivo. Ella conocía los riesgos mejor que cualquiera de nosotros y estaba dispuesta a correrlos porque estar en el mar la hacía más feliz que cualquier otra cosa. Nos dijo una y otra vez que si moría en el intento, así era como quería irse¨. Afirman.  

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver