Las claves del Gran Premio de Portugal

El Autódromo Internacional do Algarve fue el escenario de la tercera válida del Campeonato Mundial de Fórmula 1 en este 2021 y fue nada menos que Lewis Hamilton quien volvió al sendero de la victoria de una forma relativamente cómoda. Si bien la “montaña rusa” que representa para los pilotos el trazado en Portimão, por sus numerosas subidas y bajadas, no nos dio una carrera tan llamativa como en las dos fechas previas, si tuvo matices bastante interesantes, por lo que revisaremos las cinco claves de este Gran Premio de Portugal. ¡Comenzamos!

Gran Premio de Portugal. Foto: Cortesía

Mercedes y Hamilton, como de costumbre

Al contrario de las dos primeras carreras, el equipo alemán y específicamente en el bólido de Lewis Hamilton tenía un ritmo claramente superior respecto a Red Bull y a Max Verstappen. Tuvieron un susto después del único safety car de la carrera, cuando el neerlandés le superó en el relanzamiento, pero unas vueltas más tarde el británico pudo recuperar la posición ante su rival y comenzar un juego de equipo en el que su compañero Valtteri Bottas cumplió muy bien con su papel, cediéndole el primer lugar y retrasando a Verstappen, sentenciando de este modo la carrera a favor del heptacampeón del mundo.

Ahora es noticia: Una denuncia de abuso sexual sacude la vida de Roberto Alomar

Poco trabajo para los comisarios del Gran Premio de Portugal

Este Gran Premio fue muy limpio, no hubo mayores roces en la salida y la única salida del auto de seguridad la produjo un toque un tanto absurdo de Kimi Räikkönen con su compañero de equipo, Antonio Giovinazzi, que hizo que el finlandés arruinara la trompa de su monoplaza en plena recta principal y se viera forzado a abandonar. Más allá de eso fue una carrera tranquila, con un par de advertencias, la anulación de la vuelta rápida a Max Verstappen por haberla hecho excediendo los límites de pista y una sanción de cinco segundos a Nikita Mazepin, lo que nos lleva a nuestra siguiente clave.

Mazepin, problemas y más problemas

Nuevamente el polémico piloto ruso tuvo una actuación lamentable. Fue el único sancionado en pista, al bloquear de forma absurda al mexicano Sergio Pérez cuando intentó doblarle en la curva 3, ignorando las banderas azules que le estaban mostrando los comisarios (una bandera azul significa que un piloto rezagado debe facilitar el adelantamiento por parte de otro más rápido que le esté intentando adelantar y sacarle una vuelta de ventaja). Para colmo de males, terminó nuevamente a más de un minuto de su compañero de equipo, Mick Schumacher, resaltando la diferencia de ritmo entre ambos. Será un año largo para el equipo Haas, obligados a mantener a Mazepin en sus filas por su aporte económico.

Checo, ahora si

El gran ganador del día fue el equipo Mercedes. Sin embargo, el piloto mexicano pudo finalizar cuarto y en algún momento de la carrera ser parte del juego de estrategias de Red Bull. Nuevamente hizo gala de su gran talento cuidando los neumáticos, estirando lo mejor posible su juego de gomas medias para intentar estorbar un poco a Lewis Hamilton, pero con la diferencia en ritmo y en la degradación de las ruedas era pedirle demasiado al oriundo de Guadalajara. Se le ve más adaptado al Red Bull y seguramente seguirá siendo una ficha que eventualmente pueda ayudar a Max Verstappen a pelear por carreras con los Mercedes.

Alpine, remontando la cuesta

Luego de un inicio de temporada bastante pobre, el equipo francés pudo mejorar su rendimiento notablemente en tierras lusitanas. Ambos monoplazas finalizaron por primera vez en los puntos, con Esteban Ocon y Fernando Alonso en la octava y novena plaza, respectivamente. El francés y el asturiano también brindaron buena parte del espectáculo en la zona media, aprovechando un gran ritmo en el último tercio de carrera y sacándose rivales de encima con maniobras efectivas y prolijas. Buena carrera para Alpine, que esperemos se pueda mantener y unirse a McLaren y Ferrari en la lucha en la mitad de la parrilla.

La próxima cita será en tan solo una semana, cuando el Gran Circo permanezca en la Península Ibérica, esta vez en “Circuit de Barcelona-Catalunya”, con el Gran Premio de España. La lucha entre Hamilton y Verstappen continúa y nos promete una nueva batalla que seguramente tendrá muchas emociones y acá les tendremos lo más importante de la máxima categoría del automovilismo mundial. ¡Nos vemos!

Por: Miguel De Los Ríos

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver