El deporte como influencia social

En la actualidad, nadie pone en discusión la importancia del deporte en nuestra población, tanto en espectáculos como los mejores casinos online o en su faceta práctica en el ámbito del cuidado y desarrollo del espíritu en una armonía perfecta con el cuerpo.

Deporte social
Foto: Cortesía

En este post, te contamos por qué el deporte es una herramienta decisiva para liberarnos de los malos hábitos y las malas costumbres sin importar la franja etaria, tanto en adultos como menores.

Ahora es noticia: Eliminatorias africanas: Los 10 partidos que definen los 5 cupos para Qatar 2022

El deporte moldea las actitudes de los jóvenes y adultos

Al consagrarse como baluartes del deporte global, muchos deportistas se transforman en zonas de influencia para muchos jóvenes del mundo. La cultura de la moda y el diseño, brinda tributo a estos atletas y sus principios rectores y valores que suelen verse reflejados todo el tiempo.

Por eso mismo, la responsabilidad de estos grandes artistas del deporte de promover el respeto sobre la esfera social, sirviendo de inspiración a niños y adultos.

El deporte va nutriendo nuestra cultura de competitividad, valores de compañerismo y el alimento de luchar para derrotar los obstáculos que coloca la vida por delante de todos.

Beneficios del deporte en la sociedad

Si bien se denomina deporte a una práctica de obtención de méritos propios, avanza en gran medida en varios ámbitos masivos, pues sirve como instrumento de modificación social, siempre y cuando sus practicantes, sepa divulgarlo y utilizarlo del modo adecuado para que logre el impacto deseado.

A continuación, te contamos los beneficios con los que el deporte se erige socialmente como herramienta de cambio:

  • No es meramente una práctica exclusivamente corporal, alterando completamente a todas las personas, estimulando sus capacidades y dimensiones.
  • El deporte fortifica diferentes inteligencias como la corporal, kinestésica, moral, emocional y masiva en particular, las cuales cultivan las relaciones humanas.
  • El deporte ejercitado de modo prolongado en el tiempo, enseña a dominar y redirigir sentimientos negativos, al tiempo que comunicar apropiadamente las emociones valiosas.
  • Practicar disciplinas deportivas demanda autocontrol y perseverancia, educando los conocimientos y dominios de nosotros mismos.
  • Está compuesto por valores integrales como son: lealtad, sacrificio, hermandad, respeto, solidaridad y condescendencia.
  • Desarrolla el carácter, incrementa la valentía en las personas y ayuda al aprendizaje intelectual, fortaleciendo la resistencia y el esmero.
  • El deporte evoca resiliencia –capacidad de levantarnos, adaptarnos al medio y poder flexibilizarnos ante situaciones nuevas y/o complejas.

Conjunto armónico

En vista de los beneficios aportados a la sociedad, sirve de guía en algunos casos para exponer a la sociedad en su integralidad. Es decir, en la medida que se incorpora el deporte en la población, interviniendo en su cultura. Cuando practicamos algunas disciplinas deportivas, estamos aprendiendo mucho de la propiedad sociedad en la que estamos inmersos.

Un fenómeno que conocemos como “sociología del deporte”, ya que supone en observar a la población en su conjunto; el modo organizativo y la relación de los diversos grupos de personas, comportamientos, formas interpretativas y los significados de las interacciones, experiencias colectivas, dificultades y procesos sociales que perjudican a la sociedad mediante el ejercicio deportivo.

Una cultura que tenga al deporte como norte es una idiosincrasia sana, que respeta a sus semejantes y libra la batalla sobre los vicios sociales: drogas, alcohol, tabaco, prostitución, brindando una ventana para vivir en plenitud y conquistar nuevos horizontes.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver