Diego Armando Maradona: el Dios del fútbol mundial  

Con el fallecimiento de Diego Armando Maradona, se vienen a la memoria sus increíbles gestas en la Copa del Mundo del 1986, su paso reinante por el Napoli, en el fútbol italiano, su carrera brillante en Boca Juniors y su influencia la cultura popular.

Maradona celebra con la Copa del Mundo – Foto cortesía

Ahora es noticia: Murió Diego Armando Maradona este 25 de noviembre

El diez dejó un vacío emocional en cada uno de sus fanáticos, sus episodios bochornosos entre drogas y alcohol, el protagonismo político con la izquierda mundial y las controversias en su vida personal finalizaron con la partida física del personaje más simbólico en la historia del deporte argentino.

Diego Maradona, el pelusa

El Pelusa, uno de los apodos por el cual era reconocido, nació un 30 de octubre de 1960 en Lanús, Argentina. Maradona fue el quinto de ocho hijos, y el primer varón, del matrimonio entre Diego Maradona y Dalma Salvadora «Tota» Franco. Murió un 25 de noviembre del 2020, a la edad de 60 años por consecuencia de un paro cardiaco, mientras se recuperaba de una operación, luego de pasar 10 días internado en una clínica en Buenos Aires.

El héroe de México 86

Desde pequeño comenzó impresionar a todos con su talento, se formó con Argentinos Juniors, luego pasó a Boca Juniors equipo donde se consolido como estrella, fue campeón del mundo con Argentina en la Copa de México 1986, subcampeón en el Mundial de Italia en 1990 y campeón del Mundial Juvenil en 1979. Disputó su último partido con la Albiceleste el 25 de junio de 1994 contra Nigeria en el Mundial de Estados Unidos.

La adoración en Napoli

Con Napoli, ganó una Copa de la UEFA y los dos únicos de Liga Italiana que posee la institución. Su pasó por esa ciudad es aun recordado como una de las más grandes hazañas deportivas de Diego Armando Maradona. En la actualidad, la ciudad lo recuerda entre murales y canticos, su nombre repercuta en la cultura popular.

Maradona recordado en Napoli – Foto cortesía

La mano de Dios

Maradona marcó un polémico gol con su brazo denominado con el paso del tiempo, ¨la mano de Dios¨. El astro argentino saltó disputar un balón aéreo pero la impacto con su mano, el árbitro no vio la infracción y convalido el gol.

El gol del siglo

Paradójicamente en ese mismo encuentro, Maradona también anotó, considerado por muchos, el mejor gol de su carrera, luego de dejar en el camino a varios rivales ingleses.

Este segundo gol es señalado por una votación de la FIFA como el mejor en la historia de los mundiales del siglo XX y en el cuarto puesto figura uno de sus goles contra Bélgica, del mismo mundial.

La suspensión por dopaje

Mientras transcurría el mundial de USA 1994, Maradona dio positivo en el control antidopaje luego del partido contra Nigeria. Los médicos encontraron efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina en su cuerpo. Se le sancionó por 15 meses.

Maradona: el defensor de la izquierda mundial

Su inclusión en la política, considerado de pensamiento izquierdista, aprovechó para ser bandera de promoción a varios personajes políticos generalmente de Sudamérica como Fidel Castro, Evo Morales, Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Era habitual verlo en mítines, campañas y concentraciones apoyando a los mencionados personajes. Este escenario lo posicionó, en el ojo del huracán, muchos criticaban esta parte de Diego Armando Maradona.

Maradona compartiendo con Nicolás Maduro – Foto cortesía

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver