Desde Caracas con su uniforme y sable: esgrimista venezolano logró el primer lugar en el ranking nacional argentino

Eduardo Salgado logró en Argentina la meta por la que había luchado por tanto tiempo en su país, Venezuela. Situaciones ajenas a él lo alejaron del deporte, pero hoy, después de al menos siete años fuera de las competencias deportivas, ve de cerca la gloria, al obtener el primer puesto en el Ranking Nacional Mayores en esgrima, el deporte que lo apasiona y al que se ha dedicado desde muy joven.

Referencial / Cortesía
Esgrimista venezolano logró el primer lugar en el ranking nacional argentino

El esgrimista venezolano de 32 años, se disputó el lugar con los mejores del país sureño. Con la sala llena en el centro de alto rendimiento en Argentina, pudo impresionar a los presentes y recibir el reconocimiento por el que había trabajado con tanto esfuerzo. “Hay que ser fuerte”, “hay que luchar”, “este esfuerzo va a traer muchos triunfos”, eran las frases que repetía en su cabeza cuando sentía que el camino se complicaba.

Ahora es noticia: Diego Armando Maradona tendrá la estatua más grande de Latinoamérica en Puerto Cabello

“El sentimiento es sumamente grande y satisfactorio. El saber que un país que no te vio crecer, sepa valorar todo el talento y esfuerzo que estoy haciendo, para mí es un honor el poder representarlo dignamente en un futuro en eventos internacionales, porque desde el primer momento que estuve acá nunca dudaron de mí, y creo que es lo menos que pudiera hacer por esta tierra”, dijo a Todos Ahora. 

Esgrimista venezolano con un sueño que traía en su maleta

Eduardo llegó a Buenos Aires en diciembre de 2018, sin un plan claro, sin saber con qué se encontraría en este nuevo camino, pero lo que sí tenía entre ceja y ceja era trabajar duro y salir adelante. Y aunque en principio no tenía intenciones de entrenar, se trajo sus equipos en un bolso que recorrió las carreteras desde Venezuela hasta Brasil, para finalmente tomar vuelo a su destino final, que ahora es su segundo hogar.

“Por mi cabeza han pasado muchísimas cosas durante este tiempo. Desde que decidí retomar el deporte lo primero que me planteé fue tratar en lo posible de entrar al equipo nacional y poco a poco lo fui logrando. El camino ha sido extremadamente fuerte y rudo, pero al ver toda esa trayectoria puedo decir que valió la pena cada esfuerzo”, contó en la entrevista.

Referencial / Cortesía
Esgrimista venezolano logró el primer lugar en el ranking nacional argentino

La “corrupción deportiva” en Venezuela lo hizo alejarse del deporte

Fueron más de siete años que estuvo sin competir, según detalló, por el escenario que manchó sus ganas de seguir apostando al deporte en Venezuela. “Por no apoyar a la federación que estaba para el momento, buscaban la manera de sacarme de las competencias internacionales  y eso hizo que me alejara”, agregó.

Sin embargo confiesa que siempre quiso volver. Mientras trabajaba y se mantenía al margen del ámbito deportivo, sus ganas por hacer lo que tanto le apasionaban estaban ahí latentes. “Pero seguía viendo ese ambiente tenso, de que tenía que plantear una posición o decidir de qué lado estaba por encima de los méritos que tuviese como atleta. Tenía que estar apoyando al presidente de la federación porque era la única manera que podía viajar, y en realidad no debería ser así, debe respetarse el mérito de cada atleta. Ese tipo de cosas no me gustaron, vi demasiada corrupción del deporte en mi país”, enfatizó el esgrimista.

“No me veía en Venezuela compitiendo nuevamente”.

Pero las vueltas que da la vida lo sorprendieron después de esa difícil decisión de dejar su tierra, sus afectos y partir a un rumbo desconocido. Él se aferró a su uniforme, careta y el sable que traía en su equipaje y que con el tiempo le abrieron muchas puertas en Argentina.

Comenzó trabajando en un autolavado, y en una de sus jornadas aprovechó la ocasión para escribirle a una esgrimista argentina con la que había coincidido años atrás. Ella le habló de la Fundación Argentina de Esgrima (FAE), y allí comenzó la travesía de volver a luchar por sus sueños.

Referencial / Cortesía

Le preguntamos ¿Qué le dirías a ese Eduardo que llegó hace tres años a este país, con la incertidumbre de lo que venía? A lo que respondió: “A ese Eduardo le daría las gracias, le daría un fuerte abrazo por no desistir y nunca rendirse hasta lograrlo. Le daría las gracias por ser fuerte, por tomar esa gran decisión de dejar todo atrás, la familia, los amigos… Siempre llevándolos en el corazón, pero con una gran meta que es cumplir sus sueños y poder ayudar a su familia”.

Aunque quisiera volver, reconoce que Venezuela pasa por un proceso bastante complicado, pero confiesa que lo que más extraña son los diciembres en familia, ir a la playa, compartir con amigos, festejar y celebrar la vida juntos. Agradece que con la migración de tantos venezolanos al país del tango, se pueda conseguir la comida típica de su tierra y viajar por instantes con cada bocado.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver