Responsabilidad de la OMS ante la Pandemia de la COVID-19

¿Salud y bienestar para todos o solo para los violadores de DDHH?

Recientemente, se ha dado un escándalo sobre la información enviada a la OMS por parte de Taiwán, en la que, el Estado Asiático envió un conjunto de correos con la responsabilidad de advertir sobre el alcance del coronavirus y su riesgo de transmisión entre humanos.

El organismo Internacional ha negado como lo relata el portal Infobae: “La polémica nació luego de que la OMS desmintiera que Taiwán había advertido sobre el incipiente brote de un nuevo tipo de neumonía que se había comenzado a observar en Wuhan, China. Sin embargo, el Centro para el Control de Enfermedadesde aquel país -enfrentado históricamente contra China- emitió un comunicado en el que revelan el contenido y la fecha de envío de la carta. En respuesta a la negación de la OMS de que Taiwán alguna vez lo alertó sobre la posibilidad de transmisión de la COVID-19 de persona a persona, el Comando Central del Centro Epidémico”.

Ahora es noticia: «La música es una profesión»… Día Internacional del Arte

¿Qué papel de responsabilidad juega Taiwán con respecto a la pandemia?

Taiwán no es miembro de la OMS, este tampoco es reconocido por la ONU, sin embargo el mismo envió y solicitó información a través del Reglamento Sanitario Internacional de la OMS que es un acuerdo internacional jurídicamente vinculante suscrito por 196 países. Tiene como finalidad según  el portal oficial, prevenir la propagación internacional de enfermedades y proporcionar protección frente a ellas, controlarlas y darles una respuesta de salud pública, todo ello de forma proporcional a los riesgos que supongan para la salud pública y evitando interferencias innecesarias con los viajes y el comercio internacionales.

La finalidad de Taipéi era advertir con responsabilidad sobre el alcance del contagio y cómo prevenirlo a través del uso de las mascarillas aún sin tener los síntomas, además recomendar la reducción de la cantidad de vuelos por parte de China hacia cualquier ciudad del mundo, como este país lo ha hecho a fin de poder frenar el contagio, de hecho este ha sido un ejemplo de cómo hacerlo teniendo para el nueve de abril tan solo 379 casos , 79 recuperados y únicamente dos fallecidos según el portal digital “Panam post”. 

La misma fuente ha dado a conocer Este Estado ha sido muy transparente y eficiente deteniendo el contagio a través de la publicación de cifras y sin persecución a medios o a médicos que hacen investigaciones o declaraciones al respecto. Sin embargo, ha sido silenciado y olvidado por la OMS, cuando a través de una entrevista el Dr. Bruce Aylward, el asesor principal del director general de la OMS hizo ver a China y a Taiwán como un solo Estado.

¿Y la responsabilidad de la OMS?

Aunque la Organización niega haber recibido estas comunicaciones, es cierto que el país Asiático ha llevado a cabo buenas prácticas con respecto a este tema y ha sido puesto a un lado por parte de la OMS debido a que China, que es uno de los principales donadores de recursos para esta organización, no reconoce a Taiwán como Estado independiente sino como uno rebelde. En ese orden de ideas, la institución no iba a reconocer en el caso de que Taipéi hubiese advertido mecanismos para frenar la propagación del virus y que esta no los haya tomado en cuenta.

Sin embargo, estas son solo suposiciones, pero lo que si es cierto es que la visita realizada en Enero de 2020, dio efectos muy ligeros ante las medidas que ahora se deben de tomar con respecto a la pandemia, porque no hubo transparencia por parte del gobierno chino con la organización. Además de que ha silenciado a los médicos que lo contraríen, así mismo tampoco la OMS fue capaz de advertir estando en el territorio el alcance de la pandemia, lo cual hubiese salvado muchas vidas y tal vez hubiese evitado la crisis sanitaria y económica más grande de nuestra historia.

Conclusión

Si bien las Organizaciones Internacionales son muy importantes y bajo la responsabilidad para la resolución de conflictos y sobre todo en momentos como este donde la diplomacia y la acción humanitaria juegan un papel fundamental para ayudar a la población, la parcialidad y en consecuencia complicidad con Estados violadores de Derechos Humanos como China y aplaudir sus acciones irresponsables que nos han llevado a esta propagación a gran escala de la pandemia, desde mi perspectiva es irresponsable, es inaceptable confiar en un gobierno que no respeta el Derecho Internacional como el de la República Popular y sobre todo  en temas de salud.

Finalmente, también es posible ver como insólito que el gobierno Chino aconseje a la OMS porque no es capaz incluso de detener el virus en su territorio, pero aún más absurdo es que se aplauda su asesoría a países como Venezuela y que la Organización trabaje con una confianza ciega con el régimen que reprime a quienes investigan los casos de manera independiente al igual que el país asiático, por lo que no se puede confiar en los datos otorgados por los regímenes violadores de DDHH y menos en temas de salud por lo que las alianzas con la sociedad civil organizada son claves para esto y es necesario empoderarlas y más cuando hablamos de gobiernos de esta índole, porque de lo contrario, no solo están violentando el derecho a la salud dentro de sus fronteras, sino que son en consecuencia responsables de las violaciones de este fuera de ellas.

Por Miroslava Colan

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver