¿Qué debe conceder EEUU para hacer efectiva la transición en Venezuela?

La economía más importante y el complejo industrial – militar más costoso del planeta son elementos que convierten a USA en la potencia con mayor influencia en la sociedad mundial. Dada su cercanía, Latinoamérica es una región que históricamente ha estado influenciada por su política y economía. Particularmente en el caso de Venezuela vimos como en la primera década del siglo pasado se desarrolló la revolución libertadora, encabezada por el banquero Manuel Antonio Matos del Monte y con capital de trasnacionales como la New York & Bermudez Company y la Orinoco Streamship Company. Esto intentando destronar al gobierno de Cipriano. Es evidente que de triunfar ese movimiento armado, Manuel Antonio Matos le iba a deber un gran favor a dichas trasnacionales. Sin embargo la insurgencia fue aplastada por Cipriano Castro. Pero en la relación USA- Venezuela no todo fue tensión, también nuestros vecinos del norte, incluso hasta hace unos años, eran un importante cliente de nuestro crudo.

Venezuela

El proyecto político instaurado en Venezuela por algo más de dos décadas vulnera los intereses geopolíticos de EE.UU en la región. Principalmente por la anuencia del régimen en servir de eslabón entre Putin y Xi-Jinping con la región. Cabe acotar que ambos líderes son acérrimos competidores de la Casa Blanca.

Ahora es noticia: Amenazan con quitarle la comida a quienes protesten en Carrizal

Para quebrantar dichos vínculos, EE.UU ha incitado presiones diplomáticas y económicas que intentan apartar al régimen del poder político. El incremento de la presión internacional tuvo un momento de máxima tensión en enero del 2019, cuando USA respalda a Guaidó y lo convierte en el responsable de liderar el proceso de transición en Venezuela. A partir de allí se intensificó sistemáticamente la presión internacional. Sin embargo los esfuerzos de la administración Trump, al menos en el 2019, fueron insuficientes.

Acciones de USA

Este año, en medio de una pandemia catastrófica para la sociedad mundial, EEUU realizó importantes acciones para hacer efectiva la transición en Venezuela.

Primeramente, ha movido un dispositivo armado a las costas del Caribe para luchar contra el narcotráfico. Adicionalmente anunció el Marco Para la Transición Democrática. El primer movimiento generó sobresaltos en la comunidad internacional, pues significa el despliegue militar que precedería un ataque armado. Sin embargo algunos analistas consideran que estas acciones no deben ser motivo de alarma.

Expertos

En tal sentido, señala Guido Larson (Universidad del Desarrollo – Chile). «Este es un modus operandi muy similar al usado por Estados Unidos con otros de sus adversarios a nivel mundial, como Corea del Norte o Irán. También allí aplica una presión financiera muy potente y, por otro lado, eso va acompañado de una teatralidad que hace que la percepción de amenaza se incremente”. A tal efecto el despliegue en el Caribe correspondería a una muestra de músculo militar que perturbe las voluntades de la cúpula militar.

Por otra parte, Larson declara: “Creo que el objetivo último de Estado Unidos es generar condiciones. Para que sean las sociedades de sus adversarios las que finalmente hagan ese trabajo sucio y terminen con el régimen».

En segundo lugar, el Marco Para la Transición Democrática, si bien posee elementos ya presentes en las negociaciones de Oslo y Barbados, presenta un formato claro, de uso público, modificable e idealmente expandibles con relación a las garantías.

Participación activa de los militares

Para Michael Shifter (especialista en relaciones EE.UU – Latinoamérica) convencer a los militares “requerirá negociaciones serias que les den más amplias garantías”. En este sentido, no solo basta que Elliot Abrams diga que la máxima autoridad del gobierno pueda participar en los próximos comicios, sino que: Los militares deben tener un papel más protagónico en la transición.

Se le debe ofrecer una ley de amnistía amplia, pública y avalada por la UE, ONU, OEA y el Grupo de Lima.

Involucrar activamente a otros países en el Marco Para la Transición Democrática

Relajar el discurso de la Casa Blanca en contra del régimen y reconocer el liderazgo que tienen. No hago un llamado a la exculpación de algunos actores que han atentado en contra de los DDHH. Pero sí convoco la acción inmediata de la comunidad internacional para evitar más muertes por hambre y enfermedades en Venezuela.

Por: Ricardo Martínez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver