Organización y supervisión Internacional como única garantía electoral

La designación de la nueva junta directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) por el TSJ ilegítimo es simplemente una muestra más de fuerza del régimen intentando colocarse en una posición de poder ante la oposición y la comunidad internacional. Teniendo en cuenta que los personajes designados son exmagistrados o magistrados del TSJ, personas que eran adeptas al régimen y ahora se hacen pasar por opositores de los partidos políticos Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática. 

Es muy importante ver que esta es otra cortina de humo del régimen para quedar ante el mundo como “democrático”. Sin embargo lo relevante es que la oposición venezolana está desconociendo estas acciones y denuncia que esto es simplemente una designación ilegítima, con unas autoridades parcializadas, designadas a dedo y además que no participarán de estas elecciones. Lo cual cambia las reglas del juego ante la perspectiva de las organizaciones internacionales, ya que no solo hay una línea discursiva coherente de parte de Asamblea Nacional, también expresa una línea de acción unitaria de los partidos opositores a Maduro. 

Ahora es noticia: El humor y sus límites necesarios

Aunque exista la soberanía del Estado, en momentos de crisis políticas tan graves como la venezolana, los procesos electorales no son reconocidos fácilmente, teniendo en cuenta que el mundo se ha pronunciado estableciendo que el régimen no es confiable en elecciones y que está sumergido en una Emergencia Humanitaria Compleja, por lo que Maduro necesita de instituciones que reconozcan este proceso. Por todo lo anterior, en muchas oportunidades se ha llevado a cabo lo que es el acompañamiento, supervisión, asistencia técnica y organización de elecciones por entidades del mundo como la ONU y en el caso de nuestro continente, la OEA. Algunos ejemplos son Afganistán en el año 2004-2005, Irak en el año 2005, Camboya y Timor del Este, entre otros. 

¿Cuáles son los mecanismos que pueden utilizar la OEA y la ONU?

En el plano regional, la OEA a través del Departamento de Cooperación y Observación Electoral puede llevar a cabo asistencia técnica en sus Estados miembros para procesos electorales, no solo prestando apoyo y asesoramiento para garantizar un registro electoral confiable e inclusivo, sino que también a través de un acuerdo previo con el Estado y la entidad electoral para supervisar el proceso pronunciándose sobre cualquier irregularidad que aprecie en este.

La ONU ha tenido varios ejemplos (como los que se mencionaron anteriormente), en coyunturas políticas y transiciones con respecto a los procesos electorales los cuales son una clave para que se solucionen las crisis políticas a través de la voluntad de los pueblos, teniendo en cuenta que son adaptables a la realidad de cada Estado. Todos estos procesos se hacen mediante el secretario general adjunto de Asuntos Políticos con el apoyo dela División de Asistencia Electoral del Departamento de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz de la Secretaría de las Naciones Unidas. 

¿Por qué es importante la organización y supervisión electoral?

Desde mi perspectiva, los mecanismos que se pueden utilizar son dos en este proceso, el primero es la observación electoral en el que incluso se evalúa y valida la integridad de este, todo esto debe ser aprobado previamente por la Asamblea General o el Consejo de Seguridad. El segundo mecanismo debe ser la Organización y Supervisión de elecciones en el que la responsabilidad de la elección está dividida entre el Estado miembro y la ONU, formando parte esta última de la administración electoral nacional. Siendo la supervisión a través de las agencias del sistema de Naciones Unidas como el PNUD, la OIM (para los votos de los Venezolanos en el exterior), ACNUDH y El Departamento de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz (DAPCP). 

Para poder lograr esto, se requiere mucho lobby político en New York, pero primeramente se necesita de una negociación entre Maduro y la oposición en la que las reglas del juego cambien. Primeramente los tres rectores (aunque deben ser por ley imparciales, en las transiciones políticas a veces hay que hacer excepciones a la ley), deben ser uno colocado por el gobierno, uno por la oposición y otro parte del acompañamiento internacional a través del mecanismo antes nombrado de la ONU. Sin descuidar el papel de la OEA en esto y el rol de supervisión de ambas organizaciones que es imprescindible para que puedan generarse unas elecciones con el mínimo de condiciones para que los actores participen. Teniendo en cuenta evidentemente la aceptación de los partidos políticos, el voto de los Venezolanos en el exterior, la actualización del registro electoral, el levantamiento de las inhabilitaciones, entre otras garantías necesarias. 

¿Quiénes pueden ayudar en este proceso de organización?

Este es el punto medio para que unas elecciones tengan unas reglas del juego coherentes, ya que existen dos organizaciones internacionales importantes, que son la ONU y la OEA que reconocen la relevancia de ambos actores, tanto el gobierno como la oposición. La primera respetando el poder en ejercicio que tiene Maduro, pero sin dejar de lado el rol de Guaidó como presidente de la AN y la OEA que desconoce a Maduro, pero legitima al Presidente (E). Este es un punto en el que las negociaciones son necesarias porque la Comunidad Internacional ya se ha pronunciado sobre esto y en su mayoría concuerdan que la salida debe ser electoral, pero si es así, debe ser de la mano y con la participación activa, de las instituciones internacionales.

De lo contrario, lamentablemente puede ser por la fuerza, por lo que es el momento de que la comunidad internacional nos demuestre que es posible derrocar autoritarismos a través de sus organismos, de la diplomacia, del derecho internacional, mediante a responsabilidad de proteger y de su participación protagónica que no significa ni injerencia ni violación a la soberanía.

Por Miroslava Colan

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver