Liderazgo juvenil venezolano, un ejemplo

Hablar de juventud como categoría social abre un debate de nunca acabar, pero hablar del poder de ella es una ventana al progreso y a la dignidad de nuestras sociedades. Ser joven en países como los nuestros es sinónimo de problemas para algunos, lo que sí es claro es que cuando los jóvenes se organizan y hablan la sociedad se estremece, y eso es lo que ha pasado en la historia moderna de Latinoamérica.

No se trata de hablar del radicalismo ideológico que ha llevado a la muerte a millones de jóvenes en todo el mundo, se trata de hablar de la capacidad transformadora de la juventud cuando su bandera es la sensatez y la dignidad, capaces de dar su vida por una causa; hoy la etapa para la transformación de la sociedad es la juventud.

También puede leer: El cambio político comienza por la acción de la comunidad internacional

El rol de la juventud más allá de la comercialización del discurso joven y de la instrumentalización de ella por parte de sectores ideológicos queremos centrar en la oportunidad y en la capacidad de transformación que tienen los jóvenes para sentar las bases de una sociedad diferente y al servicio de la dignidad y el progreso colectivo.

En consecuencia, a lo anterior para muchos jóvenes de América Latina veíamos con admiración el liderazgo de los estudiantes y jóvenes venezolanos en las marchas y cómo han liderado procesos para solucionar muchos problemas de su país. Para nadie es un secreto la situación del hermano país de Venezuela, decimos hermano país por las múltiples similitudes que tenemos, somos hermanos desde siempre y lo seremos para siempre.

Desde ALMARGEN.CO queremos hacer una reflexión sobre liderazgos en Venezuela, cuando vemos una oposición dividida, vemos que los problemas siguen en lo mismo y esa inestabilidad gubernamental que desde todo mundo vemos. El único liderazgo que no ha sido manchado que sigue en pie es el liderazgo juvenil, vemos muchos jóvenes desde Venezuela o fuera de ella generando procesos de información, lucha contra la censura a favor de los DDHH, de la salud, de la situación de los presos políticos entre otros.

¿Qué sucede con el liderazgo juvenil?

En muchos países se habla que los jóvenes no participan en los procesos político- sociales, que toca potenciar el liderazgo dormido en cada joven, que son apáticos entre otras cosas pero eso no lo veos en jóvenes venezolanos, obviamente son muy diferentes la situación que vive cada país de latinoamerica, pero los jóvenes si deben tomar ejemplo de los venezolanos.

No se trata de criticar en redes o tomar posturas desde un escritorio, se trata de actuar, generar alianzas nacionales e internacionales, visibilizar los problemas que se tienen, idear, crear y poner en marcha procesos para la pronta solución de los problemas de nuestra comunidad y país.

Un líder no es nada más hablar bonito,  se trata de comprender lo que está sucediendo y transformar realidades.

Por: Alfredo Jones Sánchez y Felipe Mendoza Corredor.

Portal Al Margen |Portal Alternativo de análisis, opinión e investigación.

@almargen.co

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver