La importancia de contar con un abogado

En Venezuela cada 23 de junio se conmemora el Día del Abogado, fecha establecida como efeméride por ser el natalicio de Cristóbal Mendoza el primer Presidente Constitucional de la República de Venezuela en 1811. Ahora bien, debido a la actual penuria de justicia en el país, resulta cuesta arriba para muchos abogados ejercer su profesión, siendo un reto constante, un desafío, aunque no una imposibilidad. Es por ello, que dedicaré este artículo en resaltar la importancia de un abogado para la sociedad, pues si bien, cada profesión tiene un valor, el profesional de derecho involucra funciones de alta importancia en la vida diaria de cada ciudadano.

Abogado en Venezuela. Foto: Todos Ahora.

Aunque cueste creerlo, casi todas las grandes decisiones en la vida de las personas, involucran la asesoría o asistencia de un profesional del derecho: crear una empresa o negocio, realizar un acuerdo, comprar o vender un inmueble o vehículo, la muerte de un familiar, divorcios, renunciar a un empleo por inconvenientes, irte del país, comercializar una marca, hacer una canción.

Te puede interesar: La muerte de Rondón y los crímenes de odio

Pero ¿Por qué es importante contar con un abogado? Es simple; un abogado anticipa y evita situaciones difíciles derivadas de la falta de experiencia en campos específicos, o producto de una normativa cambiante. Los abogados no solo son funcionales para defender a personas al momento de un problema,  también son mediadores a fin de que los actos y decisiones de sus clientes sean tomadas de forma adecuada. Por ende, contar con asesoramiento previo tan pronto exista una posibilidad de riesgo, es igual a vacunarte ante un posible virus.

No obstante, los abogados se especializan para ser necesitados, pues en cada rol de la sociedad debe existir un abogado especialista; por ejemplo: ¿necesitas tramitar la importación o exportación de una mercancía?, debes acudir con un abogado en materia marítima o de aduana, ¿tienes conocimiento de que están plagiando una canción de tu composición?, debes contactar a un abogado especialista en  derechos de autor, ¿te han despedido de tu trabajo sin ninguna razón válida? Un abogado laboral es quien te debe asesorar, ¿quisieras resguardar tu patrimonio al momento de casarte? Tu solución es acudir  a un especialista en derecho de familia.

¿En qué momento puedes contar con un abogado y tal vez no lo sabías?

De acuerdo con lo anterior un abogado puede aportar al éxito de tu negocio, sueño, problema o visión,  mucho antes de que aparezca una demanda o conflicto:

  • Conocer el marco legal de la actividad que  se quiere realizar. Antes de iniciar un negocio, trabajo, sueño, una consulta con un abogado puede ayudar a comprender el sistema de normas que regulan la actividad, y así encontrar la mejor manera de encuadrar tu visión para optimizar costos y evitar multas, clausuras o demandas. Siendo esencial en casos de normativas complejas que requieren un análisis en profundidad.
  • Alquilar, comprar, subalquilar un inmueble. En el entusiasmo por encontrar la ubicación ideal, se puede pasar por alto detalles de  regulaciones, permisos, habilitaciones y otros aspectos legales.
  • Realizar acuerdos. Para que cualquier convención entre dos (2) o más personas tenga validez frente a terceros, es necesario un contrato que detalle obligaciones y derechos de cada una de las partes, y es importante contar con un abogado aún si una de las partes propone un modelo de contrato, pues revisarlo por un especialista  ayudará a no encontrar más tarde cláusulas inverosímiles. En negocios de cierta envergadura o con diferencias importantes entre sus socios, por ejemplo, una empresa grande que se asocia a un nuevo emprendimiento, un contrato redactado por un abogado es recomendable para formalizar.  O en casos más elementales como un arrendamiento. Pongamos este simple caso de ejemplo: Pedro es propietario de un local y tiene muchas ofertas para alquilarlo. Al final se decide por alquilárselo a una empresa (la mejor oferta) . Sin embargo, deja que la empresa redacte el contrato de alquiler, no lo discute  y mucho menos lo comprueba con ningún abogado. Al final la empresa deja de pagar el alquiler, desaparece y Pedro queda desesperado. Muchas veces hay asesoramientos o contratos redactados por personas no preparadas o dicho de mejor forma, personas que no son Abogados especialistas. Este simple ejemplo ocurre en más de una ocasión. Por tanto, si Pedro hubiera acudido a un abogado, para que le redactara o revisará el contrato, le hubiera aconsejado las maneras de garantizar el cobro del pago del canon de arrendamiento, estableciéndolo en cláusulas contractuales. Por ello es importante saber que los abogados son los únicos profesionales cualificados que garantizan un asesoramiento completo y seguro, para que los derechos del cliente queden a salvo.
  • Evaluar riesgos legales. En la esencia de emprender siempre está presente asumir riesgos, pero si estos son conocidos y claros, mucho mejor. Un abogado puede ayudar a entender las consecuencias legales de accionar o no a una determinada situación, y del mismo modo preparar a sus clientes previamente ante posibles reclamos o demandas. Un buen abogado siempre advierte a su cliente de las consecuencias negativas en términos legales y todos los agravios que pueden traer consigo.
  • Los abogados tienen grandes habilidades de comunicación. Si estás interesado en negociar alguna situación, un especialista en esta área es el indicado.
  • Confianza y seguridad Hay asuntos en los que no es obligatorio contar con abogado, pero siempre es recomendable contar con uno, pues la presencia del abogado genera confianza en los otros y le otorga seriedad.

En fin, cada camino que realice una persona en la sociedad, está ligado a sus derechos y obligaciones, ¿acaso esto no es importante para pensar en contar con un abogado? En algún momento de tu vida lo necesitarás y es importarte que lo escojas previamente.

Por tanto, quien pretende ahorrarse algo de dinero, por no acudir a un profesional cualificado no sabe lo caro que le puede salir en el futuro un incompetente.

Por: Mariana Linares

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver