Elecciones parlamentarias «como sea»

Este domingo se consumará lo inevitable, las elecciones parlamentarias; estas han sido la divisa fundamental del oficialismo para este año, sus esfuerzos logísticos, sus recursos y su propaganda durante los últimos meses del año se han dirigido a posicionar las elecciones parlamentarias como un evento ineludible en el actual ambiente político. La decisión de las fuerzas opositoras de no acudir al evento electoral por algunas irregularidades y la falta de respaldo por parte de la Unión Europea no perturbaron el evento, este 6 de diciembre “como sea se hacen elecciones”.

Elecciones parlamentarias «como sea» 0

Ahora es noticia: Bad Bunny, reggaeton y sociedad

Elecciones parlamentarias

Posible mayoría calificada del oficialismo en el nuevo parlamento

El domingo lo más previsible es que el partido de gobierno obtenga la mayoría calificada de los escaños, para Eugenio Martínez, experto electoral, los partidos políticos adversos al partido rojo obtendrán aproximadamente 40 curules. Al parecer el oficialismo sabe que las probabilidades de ganar son bien altas y ello se refleja en el reto del ejecutivo en el que afirmó que, si vuelven a perder el parlamento, renunciará.

Resultados rápidos y celebración hasta el “gran día” (5 de enero)

Otro elemento central de ese día serán los tiempos de los resultados, seguramente ya a eso de las 10 de la noche se contará, al menos, con unos resultados parciales bien definidos. El lunes 7 de diciembre empezará a correr el tiempo hasta que los diputados electos asuman formalmente la dirección del parlamento, el 5 de enero, en ese lapso, intentarán imponer un clima de celebración constante para amilanar cualquier iniciativa de las fuerzas opositoras y específicamente la Consulta Popular.

Consulta popular como respuesta a las elecciones parlamentarias

Por su parte, las fuerzas democráticas reaccionaran con una movilización el 12 de diciembre en el marco de la llamada “Consulta Popular”, si bien la ciudadanía puede manifestar su voluntad vía internet, igualmente los que no lo puedan hacer les queda como alternativa acudir a los puntos dispuestos para la consulta el próximo sábado. Dicha estrategia busca relegitimar a los diputados electos en diciembre del 2015 frente a la comunidad internacional, especialmente en lo que a los europeos respecta ya que no están muy convencidos de continuar apoyando vehementemente a la oposición, igualmente, pretenden imprimirle fuerza a la continuidad administrativa del parlamento, dándole a su vez, un empuje adicional a la estrategia de presión internacional.

Cabe resaltar que, la deuda pendiente de la oposición este año fue movilizar a la ciudadanía y es que, en medio de una pandemia tan agresiva era difícil que las acciones de calle tuvieran una convocatoria importante, el 12 de diciembre buscan entonces retomar la capacidad de convocatoria perdida. Es cierto que la consulta popular no es vinculante, sin embargo, ofrece una oportunidad para agrupar a las fuerzas opositoras y rechazar de alguna manera las elecciones convocadas por el oficialismo.

Los venezolanos en medio de un conflicto político inédito

Sin duda, las elecciones del domingo y la consulta popular, como estrategias unilaterales y de posiciones antagónicas profundizaran la crisis institucional y política de Venezuela, ya que, por un lado, se erigirá un nuevo parlamento que perseguirá a los antiguos diputados y se ensalzaran como los verdaderos representantes de la voluntad de la ciudadanía, por otro lado, la consulta popular pretende rechazar vehementemente al nuevo parlamento.

Lamentablemente, ambas propuestas alejan la posibilidad de un proceso de acercamiento entre las partes que permita construir conjuntamente una agenda de negociación. Al profundizarse la crisis política se agrava ulteriormente la pobreza y la emergencia humanitaria compleja. La gran mayoría de la población queda entonces a la deriva, ya que ninguna propuesta aliviará su dramática situación, urge reorientar los esfuerzos políticos para plantear un proceso de acercamiento entre los factores en disputa.

Por: Ricardo Martínez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver