Arte callejero ¿cultura? o ¿vandalismo?

El arte es el reflejo del saber humano, es una vía para la comunicación y el reflejo de la sociedad en la que vivimos. La forma de inspirar y de promover el diálogo intercultural en edificios, plazas, estaciones del metro y techos tiene su nombre y lo conocemos como arte callejero o urbano. 

arte callejero
Foto: Instagram Badsura

Visibilizan un mensaje que para algunos es una forma de cultura o arte y para otros es una manera de “aceptar” la ilegalidad. Sin entrar en la diatriba social abordemos las dos ópticas.

¿Vandalismo o ilegalidad?

Esta subcultura surge en los barrios, en ambientes socialmente marginados que desarrollan sus creaciones con un contenido político y social. En algunos países se reconoce como arte y en otros no existe la libertad para desarrollarse. El arte urbano debe ser legal y mantenerse en el tiempo siempre y cuando no afecte la urbanización del Estado. 

Un caso reciente y bastante emblemático reseñado en varios medios sociales es la gran cantidad de grafitis en las paredes y ventanas de las tres enormes torres incompletas y abandonadas del Oceanwide Plaza en el vecindario de South Park Los Ángeles (EEUU). Este megaproyecto quedó paralizado desde 2019 por falta de fondos y por las disputas de comercio entre Estados Unidos y China. Estos códigos plasmados en paredes y edificios deben respetar y establecer ciertos límites, generan consecuencias negativas para nuestro entorno, como actos vandálicos, el perímetro puede ser catalogado como una zona de riesgo, lo que conlleva a la reducción del valor del bien o inmueble y el costo que implica realizar la limpieza.

Dicha tendencia artística o lo que muchos conocen como “Street Art” mantiene un mensaje que para algunos es negativo y obsceno; y como elemento visual deteriora la calidad del paisaje

¿Cultura o arte?

El arte callejero debe ser permitido cuando es una forma de expresión, que nos lleve a la conciencia social y que podamos empatizar con pensamientos y sentimientos ajenos, pero no para generar actos vandálicos ni para generar contaminación visual produciendo esa sensación de suciedad o desagrado social.

El arte urbano no es solo la firma de grafiteros, porque existen otras expresiones artísticas. Tales como los murales, el stencil art, el poster art y el sticker art.

Esta forma de manifestación cultural es un acto social que conlleva una responsabilidad compartida, transformando el espacio y motivando al ciudadano a apoyarlo.

Flix, artista urbano, ha contribuido a cambiar esa imagen negativa que tenemos sobre estas creaciones. Hoy en día pueden encontrarse sus composiciones en semáforos, barcos abandonados y fachadas como la casa del pescador en la península de Paraguaná. 

Wolfgang Salazar, muralista y grafitero mejor conocido como Badsura es otro experto del arte. Él ha recuperado espacios haciendo más humano nuestro ambiente y entorno social.

Culmino con la frase de Jeff Koons: “El arte para mí es un acto humanitario y conlleva la responsabilidad de crear un efecto en la humanidad, de hacer el mundo un mejor lugar». 

Por. Madeleine Martins Da Silva

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

7 Responses

  1. Excelente artículo, muy asertiva la opinión, toda actividad que ayude a crear conciencia social deber ser permitida y aceptada

  2. El arte callejero tiene como objetivo dejar un mensaje revolucionario y critico sobre la sociedad y la politica. Yo apoyo al arte callejero no lo veo como vandalismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

223
0

También puedes leer