Amor incondicional: Madre

En la actualidad, las madres son un ejemplo de dedicación, amor, responsabilidad y entrega absoluta, tienen un don inigualable para saber perdonar y jurarnos una lealtad que solo ellas saben dar. Es esa persona que te apoya en las adversidades, que jamás te dará la espalda, te acompaña en los peores momentos, nos apoya y ofrece los mejores consejos, y se convierte en esa pieza fundamental en nuestra toma de decisiones.

Madre

Es la perfecta abogada de las causas justas y no tan justas, es la gran doctora graduada con honores, es una envidiable maestra, una magistral chef, y hasta una potencial diseñadora, en fin, es una mujer multifuncional. Es una verdadera y gran amiga, capaz de desvelarse por ti, de esconder su tristeza, de fomentar en ti un sistema de valores y la única que jamás te fallara.

En la mayoría de los casos ejercen el rol de padre y madre a la vez. ¿Cuántas mujeres deben tomar las riendas del hogar sin la figura paterna?; el saber que deben afrontar los problemas con rectitud, aplomo y firmeza porque han decidido ser una matrona soltera o porque deciden poner fin a una relación de pareja que jamás funcionara.

Ahora es noticia: La lealtad y el amor canino

Muchos dirán que ellas son una división de sí misma a través de los hijos, para otros, implica un proceso más complejo y no es el solo hecho de concebir, sino también criar y encaminar bien a la descendencia.

Dicen que la fuerza de una mamá es más grande que las leyes de la naturaleza, y no lo dudo porque ellas deben enfrentar duras pruebas, como cuidar y proteger a sus hijos en tiempos de guerra, visitarlos en un centro carcelario, o la que simplemente le toca cumplir una condena bajo un sistema penitenciario injusto y violento, igualmente, la que sobrelleva una terrible enfermedad, la que acepto ser madre con un hijo bajo condición especial o la que debe aguantar los golpes de un hijo que tiene alguna dependencia o vicio. En fin, es una heroína, que aprendió con los golpes de la vida a desarrollar una gran coraza, pero del mismo modo, con un amor verdaderamente ciego, puro y noble.

Identificar una madre también es cuestión de nacionalidad. Muchos dirán que una madre venezolana tiene ciertas características y dotes. Es la mujer alegre, divertida, exagerada en algunos casos, la persona que cocina las mejores hallacas o arepas, la que a pesar de ser señora no deja de ser coqueta y atrevida, que decidió enfrentar la maternidad a los 18 años, y que lo asume sin miedo al ser señalada o cuestionada, es relajada, rumbera y la única que se le puede salir una mala palabra en casa si su hijo no la obedece. 

¿Y qué es ser criado por una madre europea? Es aquella mujer que aprendió a ser más madre que mujer, es ser criada bajo reglas más duras y no tan libertinas, la que ve en la figura paterna el equilibrio para llevar la educación de sus hijos, ejerció el papel en un rango de 28 a 40 años, con una coquetería más discreta o señorial. La que cocina las mejores pastas italianas, cocidos gallegos o bacalao en salsa. 

Independientemente de la nacionalidad, su significado implica un proceso que conlleva a la maternidad, y que se debe practicar desarrollando actividades profesionales como cualquier mujer moderna. 

Cada ser humano considera que su madre es la mejor y no los critico. Mi madre es la persona más valiente, la que logró sobrellevar el hogar cuando mi padre cometió muchos errores, la que jamás flaqueo, la que nos ofreció su apoyo y amor incondicional y la mejor maestra de vida. Es la dama de los fados y de la comida mediterránea. 

El poeta George Herbert consideraba a las madres como faros de intensa y potente luz; ¡y no se equivocó! Mi madre irradia energía y la transmite a través de sus enseñanzas y experiencias, nos ofreció su confianza, sinceridad, compromiso, y generosidad absoluta. Ella ilumina mi mundo, la única que entiende mis miedos y celebra mis triunfos. Perdóname si alguna vez no entendí tu cansancio, tus regaños o no valore tus palabras, me faltara vida para agradecer todo lo que has hecho por mí, por modelar mi corazón y mi carácter, por enseñarme a caminar en esta vida. Simplemente, gracias… te amo mamá. 

En honor a todas las madres en su día.  

Por. Madeleine Martins Da Silva

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

6 Responses

  1. muy cierto las madres son la base de la familia, son nuestra ancla y bastón para salir adelante. me encanta estos artículos que buscan resaltar lo positivo y inculcar valores en la sociedad. Todos los meses lo leo con regularidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6
0

También puedes leer