sábado, abril 20

Amnístia Internacional hizo público informe sobre la violencia en Venezuela: “Esto no es vida.”

La organización Amnistía Internacional se abocó a investigar las cifras e historias de las víctimas que se esconden detrás de las graves vulneraciones al derecho a la vida y la integridad física en Venezuela, además del contexto de violaciones integrales a los derechos humanos. Los resultados fueron expuestos en su informe:

“VENEZUELA: ESTO NO ES VIDA: SEGURIDAD CIUDADANA Y DERECHO A LA VIDA EN VENEZUELA”

https://www.amnesty.org/es/documents/amr53/8975/2018/es/

Las denuncias realizadas en el mismo son un llamado de alerta a la sociedad en general. Aún cuando la mayoría de la población centra su opinión en problemas económicos, la violencia y el número de individuos asesinados sigue en aumento.

Una de las mayores preocupaciones de Amnistía Internacional es el incremento de las denominadas ejecuciones extrajudiciales, situación condenable porque el Estado venezolano en lugar de combatir la violencia con políticas públicas exitosas para la paz, lo está haciendo con mayor represión.

Otra situación condenable es que los más perjudicados por la violencia son los jóvenes, especialmente los más pobres, lo cual se suma a la migración, como las principales consecuencias de la crisis venezolana. 

La ausencia de cifras oficiales y la opacidad en la rendición de cuentas en materia de seguridad ciudadana fue una barrera que tuvo que vencer la organización para concretar este informe, sobre todo con la colaboración de organizaciones no gubernamentales y el relato de 17 familiares de víctimas de ejecuciones extrajudiciales, siendo este un nuevo ejemplo de la importancia de continuar denunciando cualquier violación a los Derechos Humanos.

Son ya 17 planes de seguridad ciudadana implementados en 17 años consecutivos, todos trayendo consigo resultados negativos, además de 11 de 19 responsables del ministerio de Interior y Justicia provenientes del mundo militar, lo cual según la opinión de especialistas, aumenta el beneplácito con que se ven los crímenes ejecutados por efectivos de los cuerpos de seguridad y  las políticas de “mano dura”

El índice de homicidios en Venezuela, según el Informe de Amnistía Internacional publicado el día 20 de septiembre del 2018, es de 87 homicidios por cada 100 mil habitantes, lo que lo coloca entre los 3 países más violentos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido