«En Venezuela es un peligro ser transexual»

Nickoll Marín Muñoz es una actriz, modelo, animadora y transexual venezolana que pertenece a la comunidad LGBT. En el mes pride conversó con el equipo de Todos Ahora para explicarnos cómo es su vida actual en México. Además contó todo lo que tuvo que atravesar para sentirse a plenitud con lo que es ya que la libertad tiene un precio y ella está dispuesta a pagarlo.  

A pesar de que no se encuentra públicamente peleando o demostrando que ayuda a todas las personas que luchan por los derechos LGBT, opina que no puedes ir por la vida haciendo publicidad de las cosas buenas que puedas hacer. Se define a sí misma como una activista ya que al asumir ante el mundo que es una transexual es un gran ejemplo y apoyo, dice “al ser gay, te vestías bien serio y hablabas serio y nadie podía decirte que eras gay, en cambio como transexual ya sales a la sociedad”, siendo este un gran reto personal. 

Ahora es noticia: Mes pride: Una pareja que en contra de los prejuicios decidió apostar por su felicidad

Expresó que desde su llegada a México pudo completar emocionalmente la etapa de sentirse mujer y de ser tratada como tal porque desde que se bajó de aquel avión que la condujo a su actual vida, se topó con agentes de migración quienes la apoyaron y le pidieron que jamás permitiría que la llamaran por su nombre de nacimiento, incluso ningún ente podía llamarla así. “A mi se me salieron las lágrimas, pensé ¿Es en serio o se estará burlando de mi?”, comentó. Sin embargo, tal respeto en Venezuela pudo conseguirlo porque era artista y no porque en el país sudamericano se respete su identidad sexual. 

Recordando su vida en Venezuela nos pudo detallar que acá no se respeta nada. «No puedes ser transexual ni médica, física o psicológicamente, como país la sociedad ha retrocedido mucho y ser miembro de la comunidad es un peligro, no recuerda un lugar en el país donde no se le hayan violentado sus derechos, todo lo contrario en Ciudad de México, donde dice que hay personas campesinas o ignorantes al tema pero son incapaces de violentarte o de decirte algo, incluso habló acerca del comportamiento de los hombres mexicanos a quienes definió como muy atacadores sin importar que sea transgénero. 

“Cuando yo me volví transexual, no lo hice por una moda, tampoco por ser rebelde” 

En todo el proceso que tuvo que pasar para llegar a donde está actualmente tuvo que pagar un precio bastante alto y perder muchas cosas. Está convencida de que lo volvería hacer porque está feliz y es libre. En este sentido comentó: “Si tengo que morir por ser libre, voy a morir”.  

Consideró que si ella aceptó ser transexual es porque está en contra de la sociedad y no pertenece a ella. “Yo no tengo caretas y esta sociedad tiene muchas”, expresó. 

Cuando Nickoll llegó al país azteca comenzó a realizar sus gestiones para tener todos sus documentos en regla. A los pocos meses comenzó a trabajar en una Organización No Gubernamental llamada AHF México perteneciente a los Estados Unidos y presente en 43 países.

Esta organización se encuentra en toda Latinoamérica, exceptuando Venezuela y se encarga de realizar jornadas de prevención en contra del VIH. También hacen pruebas rápidas para ayudar a los gobiernos del mundo a cuidar a los pacientes con esta enfermedad y que sean indetectables.     

«En Venezuela es un peligro ser transexual» 0


Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver