COVID-19: cómo influye en la salud mental de las personas que se contagian

La enfermedad de la COVID-19 podría tener efectos en la salud mental de las personas hasta 16 meses después del contagio.

La COVID-19 genera problemas de salud mental a largo plazo

Una investigación publicada en la revista científica The Lancet evidenció que los pacientes que se contagiaron con COVID-19 pueden sufrir problemas de salud mental a largo plazo.

Ahora es tendencia: Fatiga pandémica, patología prolongada de la COVID-19 que afecta la cotidianidad

El estudio mostró que los pacientes que padecieron COVID-19 con síntomas graves fueron más propensos en desarrollar depresión y ansiedad. 

Sin embargo, los pacientes con síntomas leves de la enfermedad sufrieron afecciones neurológicas hasta 16 meses después del diagnóstico, en comparación con los que nunca se enfermaron.

Los investigadores señalaron que los síntomas de depresión, ansiedad, angustia relacionada con la COVID-19, estrés y la mala calidad del sueño prevalecieron en pacientes entre los 18 años de edad o más.

Un total de 247.249 pacientes de Dinamarca, Estonia, Islandia, Noruega, Suecia y el Reino Unido participaron en el estudio. 

“Los participantes diagnosticados con COVID-19 presentaron en general una mayor prevalencia de síntomas de depresión y peor calidad del sueño», escribieron los autores del estudio.

Asimismo, los expertos concluyeron que la enfermedad aguda grave por COVID-19 se asoció con síntomas de salud mental a largo plazo en los pacientes recuperados. 

La pandemia generó un aumento de enfermedades de salud mental

Diversas investigaciones hallaron que 78% de los pacientes que se enfermaron con COVID-19 sufrió un problema de salud mental.

De esta manera, los trastornos depresivos tuvieron una prevalencia de 15,97%, mientras que 15,14% de los pacientes con covid-19 sufrieron ansiedad, 23,87% tuvieron alguna alteración en el sueño, 22% de las personas que se enfermaron con el virus desarrollaron estrés post-traumático y 13,29% angustia psicológica. 

“Estos hallazgos motivan la vigilancia clínica continua y los estudios de seguimiento más allá del primer año entre las personas con la sintomatología más grave después de las infecciones por COVID-19”, finalizaron. 

Recomendaciones para mejorar la salud mental

Las medidas de cuidado personal son fundamentales para mantener estable la salud mental. Estas son algunas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud: 

  • Una alimentación balanceada.
  • Mantener contacto con familiares y amigos.
  • Realizar alguna actividad al aire libre.
  • Prácticas de relajación y meditación.
  • Buscar apoyo profesional.
  • Limitar el uso de los dispositivos tecnológicos.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver