Hombre con parálisis dice sus primeras palabras usando un chip cerebral

Un hombre paralítico se comunicó por primera vez en meses gracias a la colocación de un implante cerebral. En sus primeras palabras, el paciente dijo «Quiero una cerveza», una petición que generó asombro en el círculo científico.

Hombre con parálisis dice sus primeras palabras usando un chip cerebral

Los investigadores de Suiza equiparon a un paciente con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) de 36 años de edad con un chip en el cerebro, el cual le permite deletrear oraciones letra por letra.

Ahora es tendencia: Descubren fármaco que frena el cáncer de mama metastásico

El paciente también pidió a los doctores un masaje en la cabeza hecho por su madre, curry y sopa. Estos alimentos son consumidos por medio de tubos. El hombre de 36 años también mostró ganas de «rockear» con la banda Tool.

La primera vez que alguien sin movimiento muscular se comunica

Los científicos del Centro Wyss en Ginebra señalaron que es la primera vez que un paciente sin movimiento muscular voluntario puede comunicarse.

El paciente de ELA, que dio su consentimiento para el implante cerebral en 2018 cuando todavía podía usar el movimiento de los ojos para comunicarse, ahora está completamente paralizado.

El chip cerebral le permite señalar «sí» o «no» a una serie de letras y deletrear comandos a una velocidad de un carácter por minuto. Pedir una cerveza le tomó alrededor de 10 minutos.

¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica?

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad que afecta las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios.

Uno en 10 casos de ELA se debe a un defecto genético. Los científicos indican que hasta el momento la causa se desconoce en la mayoría del resto de los casos.

En la ELA, las neuronas motoras se desgastan o mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos. Con el tiempo, esto lleva a debilitamiento muscular, espasmos e incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo. La afección empeora lentamente. Cuando los músculos en la zona torácica dejan de trabajar, se vuelve difícil o imposible respirar.

Esta enfermedad afecta a 5 de cada 100.000 personas en todo el mundo.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver