Rolls-Royce Ghost: el nuevo sedán con lujos silenciosos un poco “inquietante y desorientador”

Un sedán sorprendentemente diferente. Así es el nuevo modelo presentado por Rolls-Royce en días recientes. El Ghost es un modelo ligeramente más pequeño y algo menos costoso, que el resto de los vehículos de la gama creada por esta casa fabricante.

 Esta marca al prepararse para desarrollar el nuevo Ghost, se enteró que los nuevos clientes que normalmente comprarían este modelo, ya no querían un llamativo emblema de exuberancia.

Ahora es noticia: Cadillac, una ingeniería automotriz de vanguardia con historia sorprendente

“Descubrimos que estos clientes muestran una marcada tendencia hacia los objetos de lujo que celebraban la reducción y moderación. Que no gritan, sino que susurran”, dijo el CEO de Rolls Royce, Torsten Müller-Ötvös, mediante un comunicado dirigido a sus clientes y medios de comunicación.

Este sedán, a pesar de ser uno de los más económicos, tiene un valor de $ 300.000. Con más de 17 pies de largo, el fantasma (por su nombre en español) sigue siendo enorme y costoso, en comparación a cualquier estándar ordinario. No obstante, es un modelo que se integra mejor en la carretera, a diferencia del alto y vistoso sedán Phantom de Rolls Royce.

Con esta nueva creación, los diseñadores e ingenieros le dieron al auto una apariencia exterior más limpia. Mientras que en la parte interior, se decidieron por lo simple al aplicarle menos distracciones como bordados, costuras acolchadas o logotipos.

Sin embargo, se muestran lujosos acabados no solo en su parte exterior, sino en el interior. Tanto el techo, como una sección del tablero frente al pasajero, se ilumina con “estrellas”. Puntos de luz que rodean la brillante palabra fantasma y cuando el efecto está desactivado, el panel simplemente se ve negro.

Rolls-Royce Ghost: Un silencio algo “desorientador”

Los creadores del nuevo modelo Rolls-Royce Ghost, querían plasmar en él un espacio relajante y silencioso. Pero se dieron cuenta, que inicialmente habían hecho que el interior del vehículo haya sido demasiado silencioso.

Según el fabricante británico, los ocupantes del fantasma encontraron como desorientador, el silencio casi total que existía, y que la falta de sonido no coincidía con el andar. Esto, porque los ingenieros de sonido, habían colocado 220 libras de material aislante acústico en todo el auto. Incluso, para eliminar hasta los ruidos más pequeños.

Ante esto, lo que naturalmente se necesitaba era un sonido de fondo relajante. En ese sentido los ingenieros acústicos se abocaron en darle la armonía necesaria a varios sonidos en el vehículo. Esto, para que combinara con un susurro suave y continuo.

Entre los ajustes que se lograron hacer, se encuentran los marcos de los asientos, quienes resonaron naturalmente junto a la carrocería, por lo que le agregaron amortiguadores para ajustar el nivel de ese sonido, sin eliminarlo por completo.

Igualmente, se le añadió un respiradero al maletero para permitir que escape la vibración creada allí, sin que deshaga de ella por completo.

Interior del Rolls-Royce Ghost / Foto Cortesía

Ingeniería detallada no solo detrás del volante

Según Roll-Royce, los propietarios de Ghost informaron que a ellos les gusta conducir, en vez de ser conducidos. Si bien esta casa fabricante no aspira a ofrecer emoción, como por ejemplo, nunca hay un botón con características deportivas, pues igual pueden ser muy agradables de conducir, contando con la sensación de facilidad y total control.

Si de total dominio y control se trata, los volantes de Rolls-Royce cuentan con gomas totalmente estrechas que no solo invitan a un agarre firme. Sino, a un sutil toque con solo la punta de los dedos.

Su potente motor V12 turboalineado, se encuentra detrás de las ruedas delanteras, lo que junto a su peso equilibrado de 50/50 en cada rueda, contribuye a la perfección necesaria requerida para este modelo. Además, el Ghost cuenta con un sistema de tracción total, así como de dirección en las cuatro ruedas. Sí, cuando las delanteras giran, las traseras ligeramente también giran.

Dato curioso

Aunque Rolls-Royce es una subsidiaria de BMW de Alemania, la última generación de cada modelo creada por esta fabricante, incluido el Ghost, se origina en un diseño plenamente exclusivo de la marca. Las versiones del marco de aluminio del Fantasma son compartidas por el nuevo Phantom y el SUV Cullinan.

Tecnología para mayor confort

Este modelo, cuenta con un sistema de cámaras que aporta en la visión vial para buscar cambios e imperfecciones en la superficie. Esto, para que la suspensión pueda estar preparada y reaccionar a tiempo ante ellos.

Los datos que proporciona el GPS para los mapas, son utilizados por el auto de forma automática, para preseleccionar las marchas adecuadas para las próximas colinas y curvas.

Otras de las características tecnológicas con las que cuenta este modelo, es que las puertas pueden abrirse y cerrarse con un botón. Anteriormente, solo se podían cerrar las puertas de esta manera, lo que para muchos era menos sutil, aunque igual de elegante ya que su operación era suavemente asistida.

Por si fuera poco, otra de las bondades que presenta es su control de crucero. El cual está basado en radar y vista de cámara, lo que permite al conductor ver el auto como si fuera desde arriba.

De acuerdo al comunicado, se estima que los precios del nuevo Ghost sean similares a los del modelo actual, que comienza cerca de los $ 300.000 y “normalmente” se elevará su costo alrededor de los $ 400.000 con opciones.

Los primeros modelos de este Rolls-Royce, podrán llegar los clientes a finales del presente año y a principios del 2021.

Rolls-Royce Ghost / Foto Cortesía

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver