Mi Marquesa: emprendimiento que surge en medio del confinamiento

Un cambio drástico y sorpresivo fue lo que generó la llegada de la COVID-19 al país, afectando sin duda alguna a todos los sectores. El quedarse en casa para evitar la propagación del virus, trajo como consecuencia el cierre de prácticamente todas las fuentes de ingreso de los venezolanos.

Dando origen a que las personas se tuvieran que adaptar a estos cambios y buscaran nuevas formas de generar un sustento a corto plazo, durante estos 89 días de confinamiento, se han hecho populares los emprendimientos como una nueva manera de reinventarse y sobrevivir en medio de la pandemia.

Ahora es noticia: Tequecheetos: del tequeño tradicional a uno más saludable

Es por ello, que Todos Ahora conversó con Ana Paola Guerrero. Una joven Politólogo y Abogada egresada de la Universidad de los Andes (ULA), quien en vista de que no podía seguir prestando sus servicios como profesional por el confinamiento. Tuvo la iniciativa de surgir con un emprendimiento, abocarse a la elaboración y venta de unas ricas marquesas, que ella misma prepara y reparte a domicilio en la ciudad de Mérida en su bicicleta. Nació, Mi Marquesa.

¿Cómo surge el emprendimiento?

La idea surgió en este tiempo de cuarentena, mientras pensaba cómo podría ganar dinero y al mismo tiempo ofrecerles a las personas algo rico y a un precio accesible.

Entonces, un día mi hija Penélope de cinco años me dice: mami, tú qué haces tantos postres ricos, ¿no podrías hacer torticas para vender? Y fue en ese momento que tomé la decisión y que dije, ¡vamos a intentarlo!

E inició esta dulce aventura, que ya lleva dos meses y me ha ido bastante bien gracias a Dios.

¿Cuáles han sido los retos que has tenido que enfrentar?

Son muchos los retos que debemos enfrenar a la hora de iniciarse en algo nuevo. Solo quedan las ganas de que todo surja de la mejor manera en donde se pueda ofrecer un producto de calidad. Que a las personas les guste y lo puedan disfrutar en casa con sus familiares.

El tema de la inflación es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos. Los insumos que utilizo para la elaboración de mis recetas son 100% venezolanos y los precios como todo en el país, suben a diario.

Por otro lado, nos vemos afectados por el mal estado de los servicios básicos en la ciudad empora con el pasar de los días. La falta electricidad y gas que son dos elementos esenciales para la elaboración de los productos. Sin embargo, seguimos cada día con más ganas de trabajar y superar los obstáculos.

¿Cuáles son los sabores que ofreces?

Tengo varios sabores: marquesas de chocolate con topping de maní, arequipe, galleta oreo, ping pong, brownie. Marquesas dulce de leche con topping de coco, brownie, maní, galak. De igual forma si los clientes me piden un sabor en específico, también lo puedo hacer. Los productos vienen en presentación familiar de seis porciones e individuales.

¿Cómo haces con el reparto a domicilio en medio de la cuarentena?

Por la falta de gasolina, opté por sacar mi bicicleta y en ella realizo las entregas en el casco de la ciudad. Los clientes me hacen los pedidos a través de la plataforma instagram con el usuario @mimarquesa15.

Hay momentos en los que se complica un poco hacer las entregas, por el tema de los horarios de circulación. Sin embargo, sigo haciendo todo lo posible  para seguir endulzando a los merideños con mis postres,  finalizo Guerrero.

Mi Marquesa: emprendimiento que surge en medio del confinamiento 0
@mimarquesa15

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver