La NASA compartió el sorprendente sonido de un agujero negro

Por medio de las bandas sonoras registradas por el observatorio de rayos X Chandra, los científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) lograron codificar por primera vez el sonido de un agujero negro lejano.

¿Conoces cómo suena un agujero negro? La NASA compartió el sorprendente sonido
Imagen referencial: agujero negro

La NASA compartió el sonido del agujero negro ubicado en el cúmulo de las galaxias de Perseo, detectado en el año 2003.

Ahora es tendencia: Parálisis facial por el estrés crónico: qué es y cómo tratarla

Los científicos fueron capaces de identificar y traducir los sonidos que tiene el objeto astronómico y hacerlo escuchable para los seres humanos.

Reproducir el sonido del agujero negro fue posible a partir de la traducción de toda la información y los datos que reciben los científicos de la NASA desde el universo.

Este agujero negro ubicado en la galaxia de Perseo ha estado asociado con algunos sonidos desde el año 2003, cuando los astrónomos descubrieron que las ondas de presión que emitía eran capaces de provocar ondas de gas caliente. Las frecuencias recibidas podían traducirse en una nota musical.

En este sentido, la nueva sonificación hecha por la NASA es diferente a cualquier otra realizada antes. Un sonido impactante que ha asombrado al mundo.

El sonido viaja en el espacio

A pesar de las teorías, los científicos confirman que sí existe sonido en el espacio. Sin embargo, para que las ondas puedan viajar, es necesario varios requisitos.

Es importante que haya grandes cantidades de gas presentes en las miles de galaxias que conforman el espacio.

Para este hallazgo, los expertos de la NASA hallaron que las ondas de presión enviadas por este agujero negro producían ondulaciones en el gas caliente del cúmulo de galaxias de Perseo.

A su vez, estas ondulaciones producían un sonido que marcaban una nota de sonido, el cual fue compartido a la humanidad.

Por otro lado, la nota que se desprendía de este agujero negro posee unas 57 octavas por debajo del Do. Pero, en este caso, los humanos no cuentan con la capacidad de percibir esa nota.

Los investigadores lograron adaptar el sonido para poder escucharlo a través de una técnica conocida como la ‘sonificación’, que es la traducción de datos astronómicos en sonidos.

La sonificación hizo posible aportar más notas a este sonido, haciendo posible escucharlas para el ser humano.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver