Jóvenes venezolanos derriban estigmas acerca de los tatuajes

Los tatuajes en jóvenes se convierte en un tema de controversia para muchos, en ocasiones pudiera tildarse como una presentación negativa para quienes los tienen, pero ¿hasta qué punto puede llegar a ser una limitante?.

De acuerdo con los entrevistados, los tatuajes no son impedimentos para calificar o definir la personalidad de las personas. Sin embargo, algunos padres se oponen a que sus hijos decidan llevar una marca de por vida en la piel.

Ahora es noticia: Rescataron a un gato que maltrataron dentro una lavadora

Tatuajes en jóvenes

Jóvenes encuestados por Todos Ahora, consideran que llevar un tatuaje no es impedimento para surgir personal o profesionalmente, ya que «es una decisión que se toma y forma parte de la responsabilidad en la vida de cada uno de ellos».

Francisco Urrego, joven de 20 años del estado Táchira, comentó que a sus 18 años de edad se hizo el primer tatuaje y hasta la actualidad no se arrepiente.

«Uno debe realizar lo que desea e interpretarlos como quiera porque cada uno tiene la libertad. A mis 18 se acabaron los impedimentos y me hice mi primer tatuaje, ahora a los 20 más bien me dan dinero para tatuarme», comentó.

Asimismo, enfatizó que se tatúa cada vez que cierra un ciclo importante en su vida o inicia algo crucial para él. «Lo hago cuándo pasa algo muy fundamental en mi vida».

«Creo que las zonas más delicadas para tatuarse son las costillas y los pies por la cantidad de huesos», opinó Francisco.

Lo mismo comentó el tachirense Rodolfo Urbina, quién confesó que se tatuó en contra de la voluntad de sus padres porque siempre le han gustado los tatuajes.

«Lo hice en contra de la voluntad de mi madre»

«Estoy tatuado, en el momento fue complicado con ellos porque no les gusta este tema y lo hice en contra de su voluntad. Al principio mi mamá se puso histérica, pero pude controlar la situación».

A pesar de su gusto por la tinta, comentó que nunca se haría un tatuaje en el cuello o en la cara. «Sin embargo, me gusta el arte y cada tatuaje que llevo tiene un significado y cada uno de ellos representa arte para mí», dijo.

Beatriz George, joven universitaria de Caracas, comentó que aún no tiene tatuajes sin embargo tiene pensado hacerse uno en algún momento.

«Si quiero hacerme uno, porque no creo que los tatuajes sean limitantes lo que pasa es que hay prejuicios en nuestra comunidad, no obstante eso no quiere decir nada. Mi mamá opina que nuestro cuerpo es un templo y no deberías rayarlo, pero yo sí quiero hacerme uno». señaló.

«Tener tatuajes es de mal aspecto»

Por otra parte, Wister Caruci, del estado Lara, difiere de estos jóvenes considerando que tener tatuajes «es de mal aspecto». 

«Se ven de mal aspecto porque dañan la presencia de las personas. Mis padres no me permitirían, ya que intenté hacerlo de una vez». Además, resaltó que no observaría de buena manera a un profesional que tenga tatuajes.

«Creo que no lo observaría de buena manera, mis padres dicen que es de mal aspecto», señaló el joven.

Olyana Marcano, de Nueva Esparta, comentó que los tatuajes son un estilo de vida. «A mí me gustan, me parece que es arte. He visto a políticos, médicos y otras personas con tatuajes. Mis padres no estaban de acuerdo, pero al final lo aceptaron», comentó.

Además, resaltó que la parte más complicada para tener un tatuaje es el rostro, ya que hay un tabú y se sorprenderían al observarlos.

«Los tatuajes son una forma de expresarme»

Gustavo Silva, joven de Bolívar, aconsejó a los jóvenes para que no se tatúen en las zonas íntimas y costear sus tatuajes al momento de tomar la decisión de hacerlo.

«Tatuarse es una manera de expresarte, a mí me gustan y tengo tatuajes es mi manera de expresarme. Creo que la parte más difícil para tatuarse son las zonas íntimas porque se pueden contraer más enfermedades».

Jesús Galbán de 24 años, opinó que los tatuajes son una manera de expresarse artísticamente. «No le veo nada de malo quiénes deseen tenerlos en su cuerpo».

Consideró que la zona arriesgada para tener tatuajes son los glúteos o zonas íntimas, sin embargo consideró que no se debe juzgar a quiénes deseen hacerlos en esta parte del cuerpo. «No podemos juzgar a alguien porque tenga un tatuaje y sea médico, maestra o abogado, si esto los hace sentir bien, eso es respetable».

Culminó diciendo que sí quiere hacerse un tatuaje y que tiene el apoyo de su madre y eso es importante.

 

 

 

 

 

 

 

 

Stefanny Fiffe

“El periodismo es libre o es una farsa.” Rodolfo Walsh.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver