Joven tachirense surge con la animación de fiestas en Perú

Ante la crisis que atraviesa el país, son muchos los jóvenes que han salido en busca de mejores oportunidades. Tal es el caso de un joven tachirense que, gracias a su ingenio y talento, surge con la animación en Perú.

Joven tachirense surge con la animación en Perú
foto cortesía – parte de su rutina

Joven tachirense surge con la animación en Perú

Él es Rafael Duque, quien a los 26 años de edad tiene una infinidad de sueños por delante, pero como muchos otros tuvo que salir en busca de una mejor calidad de vida. Al día de hoy ya son casi cuatro años en Perú, su nueva casa, que le abrió las puertas desde el 2018.

Ahora es noticia: Juventud margariteña se reencontró con el Cristo del Buen Viaje

Duque aseguró, que en Venezuela no generaba lo suficiente para cubrir sus gastos básicos. Afortunadamente, ya tenía a su hermana mayor en tierras incas, siendo este un impulso para llegar a ese destino, sin saber que le depararía.

«Además de tener el contacto con una chica por WhatsApp de acá del Perú, siendo esta otra de las motivaciones para viajar», dijo.

Joven tachirense surge con la animación en Perú
foto cortesía – Joven tachirense surge con la animación en Perú

«Debemos aprovechar cada oportunidad»

A pesar de nunca haber emprendido un viaje tan largo y solo, detalló que no le afectó el cambio de cultura, tradición y costumbres. Sin embargo, manifestó que sí estuvo a la expectativa de cómo podría ser. «Poco a poco aprendí como se expresaban y como era todo, me adapté muy rápido la verdad. Lo único es que a diferencia de nosotros los tachirenses es que somos muy cordiales, acá no, y hasta la fecha es a lo único que no me acostumbro».

Primeros días en tierras Inca

Expresó con alegría el joven, que a pesar del poco tiempo que lleva en Perú, siente que ha logrado avanzar en sus nuevos proyectos, e incluso los mismos peruanos le han felicitado. «Inicié como todos desde abajo, en mi primer trabajo estuve en una ferretería y duré un año, casi no ganaba mucho a diferencia de mi actual trabajo, pero tenía que hacerlo» dijo.

Señaló que en Perú las horas de trabajo son de 12 y hasta 14 horas diarias, cosa muy diferente a Venezuela que solo son 8 y a veces menos horas. “Me llevó un poco de tiempo adaptarme, pero lo logré”.

¿Cómo llegó la animación a la vida del joven tachirense?

Detalló que en Venezuela o por lo menos en Táchira no se ve mucho de estos «animadores de fiestas», cosa que en Perú sí y es un mercado muy amplio, «empecé gracias a mi pareja, ella es animadora y luego de acompañarla a tres shows, le comenté mis ideas, las aceptó e inicié a trabajar con ella».

Joven tachirense surge con la animación
foto cortesía – en pleno show

Destacó que primero estuvo como DJ en cada show de A Mil X Horas, «tuve que aprender todo sobre el sonido, retomar el virtual DJ, poco a poco iba conociendo la rutina y el show mejoró”, claro está, solo desde ese aspecto, pues aún no se animaba a ser parte de una rutina.

Expresó que tuvo que analizar cómo era el trabajo y el trato con el público, en el caso de los animadores, hasta que decidió incursionar desde enero del 2022, «me preparé y armé una rutina propia, hasta que salió Sarcastín, ese es mi nombre artístico».

¿Es factible para el joven tachirense surgir con la animación en Perú?

Señaló que económicamente es factible la animación, pero para que sea así, se debe preparar diariamente, ya que existe mucha competencia y la calidad lo es todo. «Nunca pensé llegar a ser animador de fiestas, incluso estudié ingeniería en sistemas que no tiene que ver nada con este arte. Una fiesta no solo es un show, es un montón de cosas que complementa la fiesta”.

¿Por qué crees que has tenido éxito?

El joven expresó que el éxito está en adaptarse y creer en sí mismo, ya que todos tenemos la habilidad de aprender cualquier cosa. “En mi caso, no sabía nada de ferretería y bueno tuve que aprender, igual es el caso de la carnicería donde actualmente aún trabajo. Todo está en ser habilidoso y estar dispuesto a aprender cualquier cosa».

Joven tachirense surge con la animación
foto cortesía

Planes a corto, mediano y largo plazo

Aseguró que como corto plazo esta seguir creciendo como animador, preparándose en todo los aspectos para brindar un buen show. A mediano plazo, la intención es invertir en equipos para mejorar las ofertas y las opciones al cliente. Y como largo plazo, la meta es crear una casa de festejos “o como se dice acá una piñatería, donde se puede encontrar todo para una fiesta, desde lo más básico hasta algo más elaborado, con animadores y todo».

“La constancia lo es todo”

Finalmente, el joven tachirense enfatizó: «El que se proponga las cosas lo puede lograr, a pesar de que en el camino se consiga obstáculos. Y no cegarse a un solo camino, yo quería ser ingeniero y mira, ahora soy un artista, y siempre estar dispuestos a aprender algo nuevo, pues en alguno momento lo vamos a utilizar. Debemos ser constante porque no todo se da de la noche a la mañana».

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver