Joven autista escribió una carta viral a su «futuro empleador»: «Arriésgate conmigo»

La carta de Ryan Lowry, un joven de 20 años con autismo, se viralizó y dio la vuelta al mundo por demostrar que una condición no es sinónimo de una enfermedad, y que las personas autistas, poseen iguales o mayores capacidades en cualquier ámbito de la vida, en especial, el empresarial. Sobre ello, el medio People preparó un reportaje presentado a continuación.

Después de decidir que le gustaría seguir una carrera en la animación, Lowry, escribió un mensaje sincero a su «futuro empleador» en el que describía sus talentos y pasiones, al tiempo que señalaba que tiene autismo.

Ryan Loery/ Foto people.com

Ahora es noticia: Cancelan en España serie animada Dragon Ball por políticas de género

Ryan, quien recientemente celebró su cumpleaños, publicó la carta escrita a mano en LinkedIn. En ella, describió su don en las matemáticas, su sentido del humor y su actitud emprendedora que lo preparó para aprender todo lo que necesita para tener éxito.

«Me doy cuenta de que alguien como tú tendrá que arriesgarse conmigo, no aprendo como lo hace la gente típica», escribió, en parte. «Necesitaría un mentor que me enseñe, pero aprendo rápido, una vez que lo explicas, lo entiendo. Te prometo que si me contratas y me enseñas, te alegrarás de haberlo hecho», se lee en la carta.

«Me presentaré todos los días, haré lo que me digas que haga y trabajaré muy duro», agregó.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aproximadamente uno de cada 54 niños es diagnosticado con un trastorno del espectro autista. Las características varían de persona a persona, pero las personas con TEA a menudo tienen dificultades con las habilidades sociales, emocionales y de comunicación. Muchos otros experimentan diferentes formas de aprender, reaccionar o prestar atención a las cosas.

La repuesta en  LinkedIn para Ryan

La publicación de Ryan se volvió viral rápidamente en la plataforma social, recibiendo más de 176,000 reacciones y casi 6,000 comentarios, y muchas personas ofrecieron consejos profesionales u oportunidades de tutoría.

Para Ryan, y sus padres Tracy y Rob Lowry, la forma en que la carta ha resonado con tanta gente ha sido algo fuera de sus sueños más locos.

«Nunca pensamos que esto iba a suceder y estábamos abrumados con la cantidad de personas con historias como la de Ryan, que también es una parte realmente hermosa de lo que está sucediendo», declaró Tracy a People. «Nos acostamos en la cama por la noche y lloro leyendo historias de otras personas».

El autismo de Ryan afecta su comunicación social, pero Rob dice que sabe que su hijo cree que la oleada de atención ha sido «muy buena».

«Casi toda (la respuesta) ha sido alentadora, de apoyo», dice. «Una consecuencia no deseada es que escuchamos de muchas familias que tienen circunstancias similares a las nuestras que están expresando su gratitud por el coraje de Ryan para hablar y aprender más».

Rob dice que Ryan ha recibido muchas ofertas de trabajo desde que su mensaje se volvió viral. Sin embargo, la familia se está tomando su tiempo para revisar los mensajes y comentarios que han recibido.

Hoy, Ryan es parte de un programa en su distrito escolar público en Virginia que le permite aprender capacitación en el trabajo. Actualmente trabaja como barista en una cafetería local.

Una acción que inspira

La pareja, que también tiene otros dos hijos, no está muy segura de lo que les depara el futuro, pero dijeron que están inspirados para mantener el impulso de Ryan y ayudar a otros a pasar por las mismas experiencias.

«Nuestra misión, durante el tiempo que dure esto, ya sean 15 minutos de fama o más, es hacer que le suceda algo bueno a Ryan, que se lo merece y se lo ha ganado», dice Rob. «Creo que quien lo consiga ganará a lo grande, pero también para ayudar a las otras familias que son como nosotros y, finalmente, para ayudar a las organizaciones que los habían ayudado en el camino».

Pero a partir de hoy, el alcance de la comunidad ya ha tenido un impacto en la familia.

«Restaura un poco tu fe en la humanidad después de todas las tonterías con las que hemos tenido que lidiar en los últimos dos años», dice Rob. «Así que ha sido alentador, por decir lo mínimo, y nos da muchas esperanzas de que pueda llegar al lugar donde queremos que esté, y él quiere estar», concluyó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver