Joaquín Nahuel: el niño que vende tortas para pagar su cirugía reconstructiva

Un hecho viral conmueve las redes sociales desde finales de noviembre, pues la historia del niño argentino Joaquín Nahuel, ya traspasó fronteras.

Referencial / Cortesía
Joaquín Nahuel: el niño que vende tortas para pagar su cirugía reconstructiva / Foto vía web

El hecho se traduce en un ejemplo de inspiración, ya que el pequeño de 10 años se vio en la necesidad de vender para recaudar dinero y pagar una costosa cirugía reconstructiva en Estados Unidos, para así lograr tener la calidad de vida que desea.

Ahora es noticia: El video viral de venezolanos bailando gaita en almacén de Amazon

Nahuel requiere una operación para no perder la movilidad. En el 2019 tuvo un grave accidente que le ocasionó varias quemaduras en más del 25% de su cuerpo.

“Estaba jugando con mi hermano, era el cumpleaños de mi mamá, agarramos el alcohol y había quedado brasa. Le tiramos a la brasa y nos prendimos en fuego los dos”, explicó el infante al diario La Nación de Argentina.

Luego del accidente y conocerse su historia, el niño acumuló más de 200 mil seguidores solo en Twitter. Mientras que Instagram la comunidad acumula 450 mil seguidores y dio distintas entrevistas a medios de comunicación.

Sin embargo, lo que comenzó como un simple juego, terminó convirtiéndose en una dolorosa experiencia. Pues la madre de Joaquín, Raquel Escobar, denunció a través del Twitter de su hijo que este estaba siendo víctima de ciberbullying.

“Soy la mamá de Joaco. Sepan disculpar, pero ya no va a tener Twitter. Le dijeron pastelero discapacitado, que su brazo no es lo único deformado. Yo entiendo que Twitter sea así, pero es un nene y esto le está haciendo mal. Empezó con preguntas y es por eso que empecé a revisar”, dijo Raquel.

“Le dijeron que sus tortas se quemaron como él, y empezó a preguntar si él es discapacitado, si sus tortas son feas. Entre otras preguntas”, acotó.

Joaquín Nahuel: el niño que vende tortas para pagar su cirugía reconstructiva

Los señalamientos generaron diversas reacciones de apoyo en los usuarios, así como también de famosos y autoridades argentinas.

Luego de las palabras de aliento, Joaquín Nahuel decidió seguir en Twitter en donde se refirió a los comentarios que recibió. “Decidí que voy a seguir, que no voy a dejar que nada ni nadie frustre mi sueño, que voy a darle para adelante”, enfatizó.

Cabe destacar, que los médicos le explicaron que con el paso del tiempo y a medida que fuera creciendo, iba a ir perdiendo la movilidad de su cuello.

“Necesita cuatro expansores cutáneos para una reconstrucción facial que cuestan 500 dólares cada uno y son únicamente para la cara. Esa es la primera que le van a hacer y si sale todo bien siguen con el cuerpo”, explicó la madre.

Un gusto por la pastelería que no se detiene

Pese a los inconvenientes su pasión no se detuvo. Aunque no cuenta con todos los utensilios necesarios, su dedicación lo motiva a crear donas, hornear muffins, minitortas y pastaflolas. Así como tortas de uno hasta tres pisos y personalizadas a quienes así lo deseen. Todas las creaciones las elabora él solo.

El talento de Joaquín Nahuel que se convirtió en historia, sigue demostrándose como un modelo a seguir. Ante esto, no deja de agradecer a quienes les brindan un gran apoyo.

“Bueno, gracias a la gente que me donó para de la plata para mis utensilios. La puse en la cuenta de la operación y ya junté la plata, gracias a la gente y a las tortas que vendí”, comentó en sus redes.

“Ahora voy por el local y pos conseguir los recursos para hacer mis repartos. ¡Muchas gracias a todos!”, añadió.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver