Gloriana Ramírez, una nadadora venezolana que impacta en el «Hollywood chino»

En medio de la diáspora venezolana, algunos migrantes han mostrado al mundo sus mejores talentos, tal es el caso de Gloriana Ramírez, una joven barquisimetana que se destaca como artista de natación en China desde hace más de un año. Conoce aquí, los detalles de esta oportunidad única que llevó a Gloriana a vivir en Hengdian.  

Gloriana Ramírez, nadadora venezolana en China. Foto: Cortesía

Hengdian World Estudios, la ciudad llamada el “Hollywood Chino” recibió hace más de un año a seis jóvenes larenses y una rusa para trabajar en nado artístico. Entre ellas, Gloriana Ramírez, quien con 20 años de edad se destaca en el ballet acuático e interpreta personajes como el de una Sirena. 

Ahora es noticia: Ramón Cabrera: «jugar sin público es raro, muy atípico» 

¿Cómo surgió la oportunidad?

Desde muy pequeñas, tanto Gloriana como sus amigas comenzaron a entrenar en el Club de Sirenas de las Piscinas Bolivarianas en Barquisimeto. Ellas, con constancia y disciplina, se formaron en ese lindo deporte.

Para esta barquisimetana, esta actividad se convirtió en su pasión con el paso del tiempo, y esto trajo consigo la gran oportunidad. 

Antes de recibir el contrato para trabajar en China, Gloriana ya estaba buscando otras opciones para irse de Venezuela. Esto debido a que miembros de su familia ya formaban parte de la diáspora y ella quería salir. Como nunca se imaginó migrar al gigante asiático, al recibir la propuesta lo tomó como una sorpresa. Luego de indagar más sobre lo que le ofrecían ya que desconfiaba de algo tan asombroso, finalmente aceptó, tramitó los papeles y voló. 

El coronavirus y otros retos 

Además de encontrarse con un idioma y una cultura totalmente distinta a la suya, Gloriana obtuvo su primer contrato por ocho meses, al pasar ese lapso brotó el coronavirus en la región y con ello todo se paralizó. 

Tanto ella como sus compañeras quedaron sin trabajo. Sin embargo la empresa que les contrató cumplió con su manutención por tres meses adicionales. Luego, al levantar las restricciones en el país, estas jóvenes se trasladaron hasta Nanchang otra ciudad China donde fueron contratadas para hacer sus presentaciones en una de las compañías que cuenta con parques acuáticos, acuarios y teatros en el continente. 

Entre los retos que enfrentan durante su trabajo, Gloriana mencionó que, deben adaptarse a las bajas temperaturas del agua y convivir con animales como tortugas, manta rayas y tiburones en medio de sus shows. También dijo que, su entrenamiento físico no para, pues deben mantener un peso y tamaño estándar para cumplir con las exigencias del deporte. 

Por último, Gloriana agregó que, aunque no está en sus planes vivir por un tiempo más prolongado en ese país, la experiencia le ha dejado la satisfacción de poder impresionar a caras extranjeras con ese arte. Por ende, recomendó a toda la juventud venezolana mantenerse disciplinados ante cualquier deporte que practiquen para alcanzar cualquier objetivo que se planteen.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver