Fatiga pandémica, patología prolongada de la COVID-19 que afecta la cotidianidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró el concepto de fatiga pandémica para referirse a la reacción del ser humano ante las medidas de confinamiento.

Fatiga pandémica: una patología prolongada del covid-19 que afecta la cotidianidad
Imagen referencia: confinamiento por COVID-19.

Esta patología, instaurada por la OMS, se manifiesta en: cansancio, agotamiento mental, ansiedad, soledad, depresión y agobio en la nueva rutina que generó la pandemia.

Ahora es tendencia: La COVID-19 leve puede dañar el cerebro deteriorando la materia gris

Aunque los avances contra la COVID-19, como las vacunas y medicamentos, han sido eficaces, los síntomas de la enfermedad pueden persistir.

De acuerdo a lo que plantea la OMS, la fatiga pandémica es una reacción natural que se puede comprender y que se genera después de un tiempo prolongado de limitaciones de traslado, temor a perder el trabajo o  el miedo a enfermar.

Sin embargo, hay que estar atentos a cuando esta sensación exceda los límites del cuerpo.

¿Cuándo se debe consultar al médico?

El psiquiatra Mauricio Droguett aseguró que el peligro está cuando el agotamiento físico y mental hace que las personas se cuiden menos.

Droguett señala que «las emociones dejan de ser normales cuando empiezan a afectar nuestro funcionamiento cotidiano, cuando alteran nuestra capacidad de trabajo, el nivel de concentración, dificultan las relaciones con nuestro entorno, nos podemos más irritables». 

Cuando la persona observe que las emociones se transforman en una carga y no le permiten desarrollar sus actividades cotidianas, debe asistir a un especialista.

Consejos para evitar la fatiga pandémica

La fatiga pandémica, patología prolongada del COVID-19, puede evitarse manteniendo un estilo de vida saludable. El doctor Mauricio Droguett ofrece una serie de consejos para evitar caer en la fatiga pandémica:

  • Cuidar el cuerpo. Esto incluye realizar dietas, respetar las horas de sueño y realizar actividades físicas.
  • Limitar la cantidad de noticias e información que se consumen durante el día.
  • Incluir herramientas para disminuir el estrés en la rutina. Descansar y buscar actividades recreativas son las opciones para aliviar el estrés.
  • Mantener el contacto con otras personas, ya sea amigos o familiares. Esto permitirá disminuir la sensación de soledad y encierro.
  • Crear nuevas actividades y rutinas para compartir en familia y con amigos.

La OMS señala que uno de los factores que puede aumentar la fatiga pandémica es la desesperanza. La agencia de salud aconseja a las personas pensar de manera positiva para evitar desarrollar estrés, agotamiento, depresión o ansiedad.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

 

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver