Estos son algunos hábitos que podrían hacerte envejecer más rápido

Desde siempre se ha hablado de la importancia de una buena alimentación y el hacer ejercicios como hábitos que le permiten a las personas llevar una vida más saludable; pero ¿qué tanto sabes de lo que no deberías hacer para evitar efectos adversos como el envejecimiento prematuro?

El diario El Comercio elaboró una lista seis cosas que no deberías hacer para evitar este efecto anticipado y te los presentamos a continuación.

Ahora es noticia: Concurso del Fotógrafo Ambiental mostró catastróficas imágenes

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @TodosAhora_Ve, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

¿Cuáles hábitos evitar para no envejecer prematuramente?

Fumar. Está comprobado científicamente que fumar cigarrillos, además de generar afectaciones en los pulmones, también puede causar envejecimiento prematuro y afectar notoriamente la piel.

”El tabaquismo disminuye el suministro de oxígeno y nutrientes a la piel mediante la constricción de los vasos sanguíneos y el corte de la circulación”, explicó Joshua Zeichner, miembro del departamento de Dermatología del Hospital Monte Sinaí, ubicado en Nueva York.

Añadido a esto, el tabaquismo provoca otras enfermedades de tipo periodontales que conducen a la pérdida de dientes, recesión de las encías, e incluso, cáncer de boca, entre otras cosas.

Consumir alcohol en exceso. Consumir mucho alcohol reduce los niveles de vitamina A en el organismo. Esto provoca algunos problemas de sequedad y descamaciones que contribuyen al envejecimiento prematuro.

”La gente generalmente piensa que beber es malo para la piel, debido al hecho de que tiende a deshidratar el cuerpo En este sentido, asumen que tomando mucha agua la deshidratación desaparece. Por desgracia, este no es el caso”, explicó Nicholas Perricone, reconocido dermatólogo norteamericano, citó el diario peruano.

”En realidad, el alcohol crea una inflamación en todo el cuerpo, incluyendo la piel. Los efectos van más lejos que la deshidratación: piel apagada, poros dilatados, manchas, flacidez y falta de flexibilidad son los resultados visibles del consumo de alcohol”, agregó.

Consumo excesivo de azúcar. El consumo azúcares ocasiona una apariencia de mayor fragilidad en la piel. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Leiden, en Holanda, el azúcar en exceso produce glicación, una reacción que daña proteínas necesarias para la reparación de la piel, como el colágeno o la elastina.

Alimentación, cuidado de la piel y descanso

No dormir bien. En la noche la piel se renueva y se beneficia, pues no está expuesta a la luz del sol ni a la contaminación. Zeichner explicó que “las células de la epidermis funcionan con el ritmo circadiano, responsable de marcar el estado de nuestro reloj biológico”. Esto quiere decir que cuando una persona no cumple con la cantidad de horas necesarias para descansar (de 7 a 9); las células no pueden repararse en su totalidad.

No usar bloqueador solar. Según Zeichner,“la exposición a los rayos ultravioleta envejece y daña el ADN de las células de la piel. Estos están asociados al daño a largo plazo y se considera que desempeñan un papel importante en algunos tipos de cáncer”.

No incorporar frutas y verduras a tu dieta. Los médicos asocian el consumo de frutas, verduras y vegetales con la disminución de enfermedades como cardiovasculares, deterioro de la piel y muerte prematura y la reducción del riesgo de padecer cáncer. Estas bondades se las atribuyen a la gran cantidad de antioxidantes y vitaminas, que ayudan a combatir el daño de los rayos UV y mantienen las células sanas.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @TodosAhora_Ve, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver