Día Mundial del Síndrome de Down, la importancia de fortalecer la inclusión

En diciembre del año 2011, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down.

Día Mundial del Síndrome de Down, la importancia de fortalecer la inclusión

El objetivo de esta jornada es informar e impulsar la inclusión, así como los valores con las personas de discapacidad intelectual como promotores del bienestar.

Ahora es tendencia: Marvel presentó la primera superheroína adolescente musulmana

La conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down busca resaltar la importancia de la autonomía, la inclusión y la independencia individual.

La ONU ha afirmado que en el Día Mundial del Síndrome de Down se quiere recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual.

En el Día Mundial del Síndrome de Down se busca promover la inclusión. En este sentido, la ONU lanzó una campaña con la etiqueta #InclusionSignifica para que las personas puedan compartir sus experiencias, ideas y conocimientos.

La campaña también busca fortalecer y reivindicar la igualdad de derechos para las personas con síndrome de Down, así como hacer que su mensaje llegue a las partes interesadas clave y lograr un cambio positivo.

Cómo entender el síndrome de Down

El síndrome de Down «es una alteración genética causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21 que se traduce en discapacidad intelectual», según expone la ONU.

La incidencia estimada del síndrome de Down en el mundo se sitúa entre 1 de cada 1.000 y 1 de cada 1.100 recién nacidos.

Las personas con síndrome de Down suelen presentar más problemas de salud en general, sin embargo, los estudios demuestran que eso ha cambiado.

Los avances sociales y médicos han conseguido mejorar la calidad de vida de las personas con el síndrome.

A principios del siglo XX, se esperaba que los afectados vivieran menos de 10 años. Ahora, cerca del 80% de los adultos que lo padecen superan la edad de los 50 años.

La ONU también explica que un trabajo médico y parental en edades tempranas favorece la calidad de vida y la salud de quienes sufren este trastorno genético.

El trabajo médico ayuda a satisfacer las necesidades sanitarias, entre las cuales se incluyen chequeos regulares para vigilar su desarrollo físico y mental.

Los expertos señalan que es necesaria una intervención oportuna, con fisioterapia, educación especial inclusiva  u otros sistemas de apoyo.

Las Naciones Unidas piden que más personas se unan a la campaña #InclusionSignifica para hacer escuchar las voces y testimonios del síndrome de Down.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzlaInstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver