Conociendo a Pierina Salvatore, la Francesita de Instagram

Directa, sin filtros y a veces un poco chocante. Así es en redes sociales Pierina Salvatore, una venezolana radicada en Alemania, que tumba con sus contenidos la «vida perfecta» que muestran muchos en la virtualidad.

Pierina Salvatore, influencer venezolana. Foto: Composición Todos Ahora

Esta joven, que reúne a más de 60.000 seguidores en Instagram, se ha convertido en una especie de amiga para algunos, pues habla sin tantos rodeos y de una forma divertida de «todo lo que alguna vez se nos pasa por la cabeza pero no decimos en alto», dijo en entrevista con Todos Ahora.

Ahora es noticia: Xavier Art: Un joven que crea obras de arte con lápices de colores

La Francesita de Instagram 

El boom de Pierina Salvatore comenzó con unos reels en donde baila al ritmo de Francesita, un tema electrónico de DJ Ghosty. Mientras suena la enredada letra, la influencer va soltando frases con las que la gente se siente identificada, hasta dar una importante reflexión.

«No me lo esperaba en lo absoluto. Básicamente desde que Instagram sacó los reels en competencia a Tiktok, la aplicación te obliga a hacerlos, si no lo haces te desaparece del algoritmo y no permite que tu contenido en el feed tenga mucho alcance, recuerdo que antes de yo descubrir esto, mis números bajaron muchísimo en las estadísticas y me dije ‘ok, voy a empezar reels a ver qué tal me va’, publiqué el primer video con los lentes y haciendo el bailecito que ya tenía publicado en TikTok y pegó, empezaron a subir los números de nuevo y mi Instagram se disparó cuando continué haciéndolo», dijo.

Sobre el motivo por el que escogió esta canción, reveló: «Para el momento estaba viral en TikTok y de paso encaja muy bien con el sarcasmo y el sentido del reel porque es super irritante. Así que decidí hacer todos mis reels de esa manera. No pretendo convertir mi Instagram en un TikTok con diferentes reels porque mi contenido en sí ya conlleva trabajo y es el que tengo en mi feed. Así que decidí dejar solo ese modelo de reel. Además ahorita podría decir que la Francesita con los lentes y el baile es lo que me identifica».

El furor de este material ha sido tal, que cree que la mitad de los seguidores que tiene han llegado gracias a los reels.

Los inicios de Pierina Salvatore

Aunque es muy conocida en redes, puede que muchos no sepan datos importantes de la vida de esta joven.

Su incursión en este mundo se dio luego de que terminara desempleada en el país europeo por la cuarentena. «Me quedé sin trabajo y yo soy súper activa, no puedo estar sin hacer nada, así que empecé en mayo con mis 7.400 seguidores a crear contenido, fue gustando, la gente me fue descubriendo y tengo 65.000, tan increíble que no me lo creo».

Algunos temores superados

Asimismo, reveló que el pánico escénico fue algo que la marcó en el pasado. Sin embargo, lo ha ido dejando en el olvido.  «Jamás pensé dedicarme a redes sociales si soy sincera, desde la universidad, mientras estudiaba Comunicación Social en la Arturo Michelena en San Diego (Carabobo), descubrí que frente a una cámara o frente a un público era terrible hablando, de voz quebrada, manos sudadas y todo. Por eso decidí en ese momento que la mención con la que me graduaría sería periodismo impreso y así lo hice».

Con el pasar del tiempo, fue coqueteando con las plataformas digitales, al punto que es una figura importante dentro de Instagram. «Considero que vine a romper con todo lo que normalmente se ve en redes sociales que es ‘vida perfecta’, contenidos muy parecidos, en fin, creo que lo que yo estoy haciendo es bastante original y muy a mi estilo, por eso ha pegado tanto, así que la competencia no me preocupa, cada quien a lo suyo».

 

La experiencia de la migración

Esta influencer entra también en el fenómeno de la diáspora venezolana, ese que obligó a muchos a dejar su tierra en busca de mejores condiciones de vida.

«Tengo 4 años fuera de Venezuela, me vine a Alemania porque a mi mamá le ofrecieron trabajo acá, así que tanto yo, como mi papá y mis hermanos también se vinieron. Fue un proceso bastante fácil, yo estaba deseando dejar Venezuela, necesitaba cambiar de aires y Alemania se atravesó en el camino».

Reconoció que afortunadamente las cosas en su caso no fueron tan difíciles como para otros. «Gracias a Dios tengo a mi familia aquí conmigo y no dependemos de visas ni procesos tediosos, por los que miles de venezolanos sí tienen que pasar y por eso estoy infinitamente agradecida. Claro, emigrar a Alemania significa aprender alemán y esa es la parte cero fácil del asunto, pero si es posible. Sin embargo venirme a Alemania fue la mejor decisión que pude tomar, aquí crecí como persona, maduré muchas cosas, tratándose de una cultura más abierta aprendí muchísimas cosas nuevas, me siento muy cómoda aquí y además hablo tres idiomas, de lo cual también me siento super orgullosa».

Y, como todo venezolano en el exterior, hay cosas que siempre se extrañan. En el caso de Pierina son su familia, la comida y el ron, según contó.

 

Cuando te conviertes en una figura relevante 2.0

Pierina Salvatore identificó también algunos puntos por los que su contenido la ha hecho conectar con tanta gente. Uno de los principales es que expone realidades cotidianas. «Muchas personas me han hecho saber que mi contenido los ha ayudado en sus procesos personales, dicen que soy como esa voz de la conciencia que te dice ‘lo estás haciendo mal’ o ‘lo estás haciendo bien, continúa'».
Explicó que mayormente habla sobre relaciones sentimentales y, aunque son aguas profundas, ha encontrado la manera de dar en el clavo, al presentar estos temas de una forma diferente en redes sociales.

Pero en este mundo no todo es dulce, pues hay desafíos que la joven ha tenido que superar. «Lo más difícil de crear contenido es el tiempo que conllevan las redes sociales, la dedicación, los largos ratos frente a la computadora editando, siempre con la mente a mil pensando en nuevas ideas».

En esta parte también incide el tema económico, explicó. «Si no monetizas lo que haces, es imposible que lo hagas solo por amor al arte y con una jornada laboral de 8 horas por ejemplo. Se necesita muchísimo tiempo y organización. Por eso a mí este período de cuarentena me cayó fantástico para descubrir que esta es mi pasión y es lo que quiero hacer a partir de ahora».

 

Las mujeres, su público en redes

Para cualquier influencer, las estadísticas son más que números, pues les dan esas lecturas necesarias para saber qué le gusta a la gente.

En el caso de la Francesita de Instagram, su público está integrado por 63% de mujeres, con edades que oscilan de 18 a 34 años.

Ante esto, indicó que busca generar un mensaje de impacto, relacionado con el amor propio que la mujer debe tener.

«En nuestra cultura tenemos un patrón de crecer, casarnos y procrear. Te hablan de un príncipe azul que en algún momento tocará tu puerta para salvarte, pero no te enseñan que antes de amar a ese príncipe azul, tienes que trabajar el amor que te tienes a ti misma, que es el más importante. Y eso es lo que intento transmitir en mi contenido».

Agregó que «vivimos en una sociedad donde la mujer, tiene que guardarse para un solo hombre, donde te juzgan de ‘fácil o difícil’, donde no te no te enseñan que la vida es una y que hay que vivirla haciendo lo que nos plazca, sino que nos enseñan a esperar por alguien, aunque tarde una eternidad, yo nunca quise esperar por nada, siempre me preocupé por vivir, sin importarme lo que el resto dijera. Si tengo ganas de hacer algo, lo hago punto».

Pero no solo sus mensajes calan en mujeres jóvenes, también aseguró que hay muchas «señoras» que en más de una ocasión le han dicho que ojalá hubiesen tenido su «coraje y espíritu» cuando tenían su edad. Ante esto, Pierina generalmente les contesta que nunca es tarde para empezar a vivir.

Su visión sobre la mujer moderna 

Y hablando de mujeres y su importancia, el rol femenino dentro de la sociedad ha dado un vuelco trascendental, algo que Pierina Salvatore define claramente.

«La mujer moderna es una mujer libre, que no depende de nadie más sino de ella misma, que no sigue estereotipos estipulados por una sociedad. Una mujer con los pies bien puestos sobre la tierra que sabe muy bien a donde va y que construyó un amor propio impenetrable. Una mujer que no se deja, que no se quiebra, que vive el presente sin pensar mucho en lo que pasará después pero siempre luchando por lo que quiere y con metas fijadas».

Experiencias, materia prima para consejos

En este punto, la venezolana indicó que mayormente las recomendaciones o temas de los que habla están basados en sus experiencias, «cosas que hice bien y cosas que hice mal de las cuales aprendí muchísimo».

«Me apasiona mucho el ser humano y cómo funciona de maneras inexplicables, también me he documentado, para saber que no estoy ‘tan’ errada. Aunque para los ojos de muchísima gente, lo que digo no tiene ningún sentido (risas)».

Pierina Salvatore detrás de la pantalla

Al consultarle sobre su vida más allá de Instagram o TikTok, comentó: «La Pierina detrás de las redes es básicamente la misma que conocen mis seguidores: loca, rumbera y echadora de broma. Sinceramente yo soy muy real en mis redes sociales así como me ven, así soy».

También se define como una muchacha observadora, que «disfruta siempre mucho lo que está a su alrededor y no permite que nada pase desapercibido, atardeceres, amaneceres, paisajes bonitos».

Pero aunque su esencia no tiene grandes cambios detrás de la pantalla, si hay algunas cosas que prefiere mantener en reserva, como por ejemplo su actual pareja.

«Mi relación la vivo con intensidad y sin necesidad de mostrárselo a nadie».

Acerca de sus planes a futuro, la Francesita de Instagram tiene en mente llegar a más personas con su podcast #EstaEsMiVersión, que lanzó recientemente; escribir un libro y también preparar un monólogo que le permita presentarse en España y toda Latinoamérica. «Son retos enormes, pero si pude con las redes puedo con eso y mucho más», concluyó.

Volver