Corea va en contra de los traductores y lectores ilegales

La distribución y consumo de las historietas, comics o webtoons, no es tan fácil como solemos pensar; puesto que los creadores de estos contenidos se encuentran con que sus ideas son distribuidas de manera no legal. Y por encima de por las fronteras que se establecen con el idioma y permisos internacionales, subsisten los traductores ilegales.

Desde el año 2019 Corea del Sur comenzó hacer eco de denuncias en sus noticieros, sobre que los manhwas (comics de origen coreano), los manhuas (de origen chino) y los ya reconocidos mangas (de origen japonés), se han distribuido de forma ilegal fuera del continente asiático, al igual que otra de sus mercancías.

Te puede interesar: Un venezolano llena de esculturas de osos a Bélgica

Debido a esto, varios autores coreanos han creado un movimiento en contra de la distribución ilegal, enfrentando a los fieles seguidores que buscan alternativas para poder seguir leyendo y consumiendo esta insdustria sin restricciones.

Comics
Foto cortesía

La creación de Fansub y Scanlation 

Las agrupaciones de personas denominadas fansub (término del inglés fan subtitled) y scanlation (término compuesto de scan y translation), nacen por el famoso trabajo de fans para fans. En donde los primeros se encargan, sin ánimo de lucro, de traducir y subtitular series no licenciadas, mientras que el segundo grupo se dedica al escaneo, traducción, edición y distribución gratuita de comics en línea, siempre y cuando no sea licenciado en un país o la web.

Lo que ha dado pie a que se creen páginas tales como Manga Dogs, TMO, entre otras páginas de distribución; que también se consiguen en Facebook. A las cuales, organismos coreanos han intentado eliminar sin conseguir logro alguno.

La organización de estas agrupaciones de fans se hace por grupos de Facebook, de WhatsApp, de Messenger y otras aplicaciones; donde pueden tener comunicación y contacto para realizar la distribución. En varias ocasiones se han demostrado que los miembros fundadores de los fansub o scanlation se han conformado en su totalidad por menores de edad.

Reacciones directas de los creadores en contra de los traductores ilegales

Muchos de los autores del continente asiático se han enterado de la distribución de sus productos, a través de la plataforma de Twitter; en donde ocasionalmente se ha podido ver como algunos fans les agradecen al autor por el contenido o solamente montan el lugar de distribución ilegal como para hacer una alerta al autor.

“Cuando serialicé a BJ Alex, fui testigo de numerosos sitios ilegales y me sentí impotente. Los sitios ilegales son muy estresantes para mí. En realidad, tiene un efecto negativo en mi salud mental. Nunca estuve disgustado con un idioma en particular. Es una pena que se interprete y se difunda así. No me gustan los usuarios ilegales de sitios de Corea o de cualquier país. Esto no es egoísta, es mi derecho.” Así lo comunicó Mingwa, después de lanzar su manhwa a la legalización en inglés.

A pesar de ello, muchos creadores de contenido han optado por la medida de “si no puedes solo contra ellos, únete”; permitiendo las traducciones en otros idiomas debido a que sus trabajos no tienen esas facilidades de ser distribuidos en otros países. Porque ya cuentan con un público que los desea.

Dejando así a Corea del Sur como el único país asiático, que ha intentado tomar represalias contra las agrupaciones de traducción y distribución ilegal.

Corea en unión con la Interpol 

Desde el año 2015 Corea ha invertido en un proyecto Fase de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL); con la finalidad de combatir la explotación de los niños a través de Internet y los delitos financieros facilitados por la tecnología cibernética.

Y para el año 2020 el gobierno de Corea invertirá en torno a 2,1 millones de euros. Asimismo, la Policía Nacional de Corea dará 1,3 millones de euros para financiar otro proyecto de tres años, centrado en los delitos financieros facilitados por Internet.

“A menudo, los delincuentes creen que el riesgo de detección de los delitos facilitados por Internet es bajo. Sin embargo, estas dos iniciativas, combinadas con las actividades que Interpol está llevando a cabo actualmente, contribuirán a afrontar esta actividad ilícita en línea”, añadió el jefe de Interpol.

Al inicio de esta movida, los grupos de lectores estaban tranquilos hasta que las compañías Kakao, Naver y Ridibooks, principales compañías de distribución de novelas y manhwas; se sumaron a este financiamiento alegando que ellos también harían todo lo posible para poder acabar con los criminales cibernéticos; además de ello que harían un cambio en sus plataformas para poder evitar que los scanlations extranjeros sigan obteniendo el contenido de sus plataformas.

Bufete en México en contra de la actividad ilegal en Latinoamérica

A finales de septiembre del 2021, un bufete de abogados en México, tomo la decisión de representar a los coreanos en contra de los traductores ilegales y scans.

“Los autores coreanos, incluyéndome a mí, estamos en el proceso de registrar los derechos de autor de EE. UU. Contamos con trámites de convenio con abogados en cada país, comenzando por México.”. Fue una parte de las declaraciones que dio la autora de Blind Play en su cuenta de Twitter.

José Zarzosa, abogado mexicano, el cual cuenta con una especialidad de derechos de autor; será el que lleve los casos e intervendría con los trámites necesarios para ir en contra de los scanlations que sean descubiertos de ahora en adelante.

El abogado explicó, a través de un canal mexicano, que el afectado debería de recibir una indemnización de no menos del 45% de los daños económicos causados por la distribución ilegal; además del retiro inmediato del contenido electrónico que el causante pudo haber montado. Y de igual manera se debería de firmar un contrato de no volver a incidir en la traducción ilegal; de volverlo hacer o no cumplir con el tratado se abriría un juicio penal.

De igual manera, destacó que todos los miembros mayores de edad que conformen parte de los scanlation; y hayan incidido en la inclusión de menores de edad al grupo, serán penalizados por explotación de menores.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver