Criptomonedas: Claves para conocer qué son y cómo funcionan en la economía

Seguramente muchas personas han escuchado mencionar el término criptomoneda, sin embargo, su concepto y funcionalidad puede no estar muy claro. Lo primero que hay que saber sobre estas, es que son monedas digitales o virtuales diseñadas como medio de intercambio. Y a pesar de funcionar de manera virtual y no física, estas son dinero real.

Su nombre se deriva del uso de criptografía, que se utiliza para asegurar y verificar las transacciones, pero ¿qué es la criptografía? Esta no es más que una técnica de cifrado o codificado de datos, o la transcripción de un mensaje en números y símbolos destinadas a alterar las representaciones lingüísticas de ciertos datos. Todo esto con el fin de hacerlos ininteligibles a receptores no autorizados.

Ahora es noticia: Evita ser estafado: elementos para identificar dólares falsos

Asimismo, una de sus características principales, es que las criptomonedas, en su mayoría, son descentralizadas. Lo que quiere decir que no hay servidores involucrados y ninguna autoridad central de control, o lo que es lo mismo, que no son respaldadas, controladas o emitidas por un organismo como los gobiernos, las empresas y los bancos. Por el contrario, estas dependen de un sistema informático y sus propios usuarios. Razón por la que estos fondos no pueden ser perdidos, congelados o devaluados.

¿Para qué sirven?

También es muy seguro que luego de leer las primeras líneas, usted se esté planteando esta interrogante, y la respuesta es muy sencilla. Su utilidad es la misma que tiene cualquier otro tipo de moneda: adquirir bienes y servicios, tranzar o intercambiar por otras monedas de igual valor, o incluso, ahorrar. Además estas pueden utilizarse en cualquier parte del mundo.

Para ello, el usuario debe poseer una billetera, monedero, o wallet -su término en inglés- digital, que no es más que una app o página web. A través de la cual, podrá realizar sus transacciones para enviar, recibir o consultar su saldo o movimientos en criptos.

Para acceder a estas, se debe instalar en su teléfono, computadora o tablet, la wallet o billetera de preferencia (Coinomi, Bitcoin, Cryptocoin, Coinbase, Dash, etc.).

¿Cuáles son los tipos de criptomonedas?

Actualmente, existen más de 100 tipos de criptomonedas, en distintas presentaciones y aplicaciones. Las más conocidas por el mercado son el bitcoin, ether, bitcoin cash, ripple y dash. Además sus cotizaciones varían y al igual que el dólar, estas pueden consultarse en páginas oficiales como Coinmarketcap

De acuerdo con el portal web Criptonoticias, las criptomonedas surgen de «usuarios que voluntariamente ponen recursos propios (desde su computador hasta equipo especializado) para crear criptografía, la cual hace nuevas criptomonedas y valida todas las transacciones con ellas».

Asimismo, este portal especializado señala que, esto no significa que «las criptomonedas salgan de los computadores de esos usuarios, sino que ellos ayudan a emitirlas aportando poder a la red sobre la que se crean y registran las monedas en su blockchain (cadena de bloques).

«De ahí es donde realmente salen las criptomonedas, donde realmente están almacenadas. Y para ponerlo fácil por ahora, la blockchain es como una nube digital hecha de matemática. Piensa en algo como Google Drive o Excel, pero con muchísima más seguridad, donde es imposible copiar y pegar los archivos o datos que están dentro», reseña.

En este sentido, explica que esto surge de un proceso llamado Minería. El cual, se puede definir como el conjunto de procesos necesarios para poder realizar validaciones. Así como el procesamiento de las transacciones de una criptomoneda dentro de una Blockchain ó una cadena de bloques.

¿Cómo surge este activo?

Según información del portal EUDE.com, durante el boom tecnológico de los 90, muchos intentaron crear una moneda digital con sistemas como Flooz, Beenz y DigiCash que surgieron en el mercado, pero fracasaron. Las razones fueron diferentes: el fraude, problemas financieros e incluso confrontaciones entre los trabajadores de las empresas y sus jefes. Notablemente, todos esos sistemas se basaron en la confianza, por lo que otras empresas se encargaban de verificar y facilitar las transacciones. Debido a los errores de las empresas, la creación de un sistema digital efectivo se consideró una causa perdida durante mucho tiempo. Mas tarde, a principios de 2009, un programador anónimo con el alias Satoshi Nakamoto presentó el Bitcoin. Un sistema completamente descentralizado que causó toda esta innovación en la actividad económica global.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver