Así cambia tu cuerpo cuando no practicas sexo

Para quienes viven con algunos tabúes, la práctica sexual es un tema que se toca con frecuencia en las consultas, según diversos especialistas en el mundo. La principal interrogante que existe es: ¿no tener sexo es malo para la salud?

Referencial / Cortesía
Así cambia tu cuerpo cuando no practicas sexo: ¿Qué efectos trae? / Foto referencial

Entre los beneficios que destacan durante la actividad sexual aparecen los que contribuyen al sistema cardiovascular, neurológico o el inmune, los cuales están demostrados en la literatura científica.

Ahora es noticia: Mantuvo una relación a distancia durante 15 años y fue estafado por 700 mil euros

Sin embargo, esta demostración puede dar pie a pensar en un caso contrario ¿La abstinencia tiene efectos negativos sobre el organismo?

A pesar de que la duda ronda en muchos, la situación todavía queda lejos de ser específica como materia de discusión en ciencia. De hecho, a los profesionales sanitarios no les queda otro remedio que basar sus indicaciones en los casos vistos en la consulta.

El ginecólogo y sexólogo del Hospital Universitario de Burgos, Modesto Rey, indicó que para entender por qué las implicaciones negativas de la inactividad sexual siguen en la indefinición, conviene empezar desde el propio significado de abstinencia. En tal sentido, señaló que no existe una anulación sexual plena como concepto general.

“Nadie puede dejar de comportarse como ser sexual. ¿Qué es la abstinencia, no tener prácticas con otras personas, no tener autoerotismo? ¿Alguien puede anular las fantasías sexuales y sus interacciones con el sistema emocional y físico?”, dijo Rey según El País.

Así cambia tu cuerpo cuando no practicas sexo: ¿Qué efectos trae?

El también portavoz de la Junta Directiva de la Sociedad Española trastornos, enfatizó que la abstinencia solo podría referirse a la falta de prácticas sexuales orientadas al orgasmo. Pero no hay estudios que evalúen su impacto en la salud de las personas que han decidido no tenerlas por razones morales, místicas o por miedos. A nivel psicológico, depende de la motivación de cada persona.

“Conocemos casos en consulta de quienes no tienen relaciones sexuales, pero no padecen trastornos. El problema de fondo es cómo se evidencia el conflicto de quien quiere tener relaciones, pero no las tiene”.

Etapas de ansiedad

De acuerdo a estudios realizados en 2014 por Els Pazmany, abordan que si la persona es consciente de que no tiene actividad sexual y eso le preocupa, puede implicar en tener un efecto perjudicial.

“Cuando se habla del cese de la actividad sexual, no por causa voluntaria sino por algo que lo impide, existen investigaciones que muestran efectos sobre la autoestima, aumentando el estado de depresión y ansiedad”.

“Si una persona que no ha tenido nunca una actividad sexual sola o compartida no es tan consciente de lo que ocurre, y a lo mejor, si se cuida en otros aspectos, la falta de sexualidad no tiene por qué ser tan negativo. Caso contrario en una persona que en un momento determinado tuvo sexualidad y la cesa o la deja, el perjuicio es mayor porque es consciente de esa ausencia. Es acá cuando la afectación psicológica se acaba traduciendo en otros procesos fisiológicos y orgánicos”, destacó la investigación.

En tal sentido, el estrés también podría estar relacionado con el sexo, según trabajos que analizan los profesionales desde el 2005.

“La tendencia natural fisiológica sería siempre compensar a nuestro cuerpo: si estamos mal y nuestro nivel de dopamina o de serotonina disminuye por tener bloqueados, los sistemas de recompensa, habría que recurrir a un mecanismo natural como el sexo para intentar desbloquear esa situación. Pero no lo hacemos de forma espontánea por los condicionamientos sociales, morales y culturales que nos dicen que eso no está bien”.

Referencial / Cortesía
Así cambia tu cuerpo cuando no practicas sexo: ¿Qué efectos trae? / Foto referencial

Poca inteligencia

Este punto está vinculado al descanso y a la relajación. Pues el beneficio de la actividad sexual sobre el sueño, es también algo que suelen perder las personas que se abstienen.

Según el especialista Molero, “oír a nuestro cuerpo a veces nos puede ayudar, como por ejemplo en el caso de recurrir a la actividad sexual para dormir mejor”.

La práctica sexual como sinónimo de vitalidad

Los estudios revelan que la alteración de la composición hormonal de tu organismo es más rica en endorfina, dopamina y en oxitocina. La hormona que genera el estrés, el cortisol, sería mucho más pobre con la actividad sexual.

Los efectos sobresalen y se notan con un mejor dormir, presión arterial más baja y se tiene menos probabilidades de padecer una enfermedad cardíaca.

Según resultados recabados por los psicólogos Carl Charnetski y Francis Brennan Junior, “tener sexo una o dos veces por semana, aumenta las concentraciones de inmunoglobulina A”. Este es uno de los anticuerpos naturales principales que protegen frente al resfriado común.

Se pueden exponer más situaciones sobre la abstención y/o práctica sexual. Aparte de los beneficios que brinda la masturbación en el sexo, los especialistas aconsejan vivir el placer de sentir que otro cuerpo toque tu piel para disfrutar de sensaciones más intensas.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @TodosAhora_Ve, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver