Amor en tiempos de guerra: más de 10.000 ucranianos se han casado en medio del conflicto

Las parejas ucranianas han decidido casarse en medio de la guerra. En más de un mes de conflicto, miles de ucranianos han dicho «Sí, acepto» frente el altar.

Amor en tiempos de guerra: más de 10.000 ucranianos decidieron casarse en medio del conflicto
Imagen referencia: bodas en Ucrania

Lucas Perozzi, un sacerdote misionero de Kyiv desde el 2004, relata cómo desde que comenzó la invasión rusa los casamientos aumentaron en la capital de Ucrania.

Ahora es tendencia: Pareja militar ucraniana se casó en punto de control en Kyiv

Después de las dos primeras semanas de la guerra, Perozzi afirma que más de 10.000 parejas ucranianas se casaron. El sacerdote señaló en una entrevista para Aleteia que la guerra no ha empañado el amor.

«Los fieles vienen y nos piden que nos casemos, aunque saben que no podemos preparar nada especial. No tienen ilusiones románticas, quieren vivir estos días en gracia de Dios, como una familia. Incluso en medio de la guerra, podemos ver que Dios es amor, sigue amándonos a cada uno de nosotros sin límites», señaló.

Para el 17 de marzo, el cura había contabilizado un total de 10.683 bodas. «En menos de tres semanas se han celebrado muchas bodas en Ucrania apuradas por la guerra». 

En este sentido, Perozzi agrega que el número de casamientos en Ucrania es más alto que el promedio de bodas en Italia, que tiene muchos más habitantes.

Las bodas que se volvieron virales

Dos soldados de la Guardia Nacional de Ucrania, Jarina y Sviatoslav se casaron en un ayuntamiento en medio de barricadas al noreste de Ucrania.

La ceremonia de su boda estaba pautada para unos meses después. Sin embargo, la pareja quiso casarse de inmediato cuando comenzó la invasión rusa.

Lesia Ivashchenko y Valerii Filimonov fueron otras de las parejas que eligieron un puesto de control del Ejército para su matrimonio.

Con la novia vestida de camuflaje y el novio con un chaleco antibalas, la pareja dijo confirmaron su amor ante Dios en medio de la guerra.

Por su parte, Evge y Max aceptaron casarse en la ciudad de Odessa, una de las más afectadas por los ataques de las tropas rusas.

«Creo que celebrar la vida es una forma de decirles a los enemigos que sus esfuerzos de guerra no tienen sentido. Es por eso que nuestro ejército está luchando, ¿verdad? Permitir que los civiles continúen con su existencia. Nuestros soldados hacen todo lo posible para garantizar esta posibilidad, ¿por qué no aprovecharla?», dijo en sus votos Max, el novio de 25 años.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp

Paola Sardiña

"Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días" - GGM

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver