¿Tiene que pagar impuestos sobre las ganancias de las máquinas tragamonedas?

No cabe la menor duda de que las máquinas tragamonedas se han convertido a lo largo de los años en uno de los juegos más populares tanto online como físicamente, ya que resulta muy estimulante ver girar los carretes y poder conseguir cuantiosas ganancias venciendo a la máquina, puedes ver más información en este sitio sobre consejos y trucos para lograrlo, sin embargo, una de las principales dudas que le surgen a los jugadores es saber exactamente qué deben hacer con las cantidades que ganan en el tema del pago de impuestos.

Impuestos máquinas tragamonedas
¿Tiene que pagar impuestos sobre las ganancias de las máquinas tragamonedas? | Foto referencial

A continuación intentaremos resolver las dudas sobre las ganancias y a partir de cuanto dinero el jugador está obligado a tributar, evidentemente los gravámenes son distintos en cada país, aunque por norma general, variando las cantidades, siempre hay una cuantía de premio en la que se está obligado a pagar impuestos y esto afecta tanto a tragamonedas en línea como físicamente.

Ahora es noticia: El Metaverso, la realidad que está por venir

Comenzando por los casinos virtuales, ahí es mucho más complicado escapar a la tributación, ya que siempre quedará el rastro de todas las actividades de un jugador, ya que los métodos de pago utilizados están monitorizados y son seguidos con cautela por parte de las autoridades y además cabe recordar que el sector del juego es uno de los mejor regulados.

Sin embargo lo que en el mundo virtual facilita las cosas, en los locales físicos de toda la vida es algo que no encaja. En países como España por ejemplo estas ganancias deberían ser declaradas además según la nueva normativa solo se pueden descontar las pérdidas de las ganancias declaradas para así pagar menos impuestos.

Según la ley las empresas que emplean tragamonedas deben pagar por estas máquinas recreativas algo que se tradujo en el país en una recaudación de más de 3.000 millones de euros en tan solo un año. Así el estado se asegura que se pague por disponer de este tipo de servicios una cantidad fija, que a final de cuentas en cierto modo también acaba pagando el jugador.

Todo premio que supere los 2.500 euros no puede ser entregado en efectivo, la persona que gana y recibe un premio superior lo hace a través de un cheque o una transferencia con lo cual ya queda una huella de esa ganancia, los impuestos se pagarán en función de la cantidad declarada al final del año.

Menos de 2.500 euros se pueden entregar en metálico, de esta manera el usuario decide la forma de computar ese premio. Puede reinvertirlo o ingresarlo, dependiendo de sus necesidades. Con este sistema se asegura una correcta tributación de ambas partes y un premio que queda reflejado en cada una de las personas implicadas en estos premios.

Pero esto como bien decíamos antes es tan solo en España, y es importante leer bien todas las condiciones en el caso de un casino online, allí puede haber información relevante y cualquier duda se puede preguntar. En el caso de las máquinas tragaperras físicas, se aporta el premio al momento y se advierte de cualquier pago, aunque en la mayoría de los casos no es necesario, ya que no es tan frecuente una ganancia superior.

En otros países como Estados Unidos todas las ganancias del casino están sujetas a impuestos federales. Sin embargo, el IRS solo requiere que los casinos informen ganancias de más de $1,200 en tragamonedas y máquinas de video póquer u otros juegos como keno, lotería o carreras de caballos. Cuando tiene una ganancia igual o superior a $1200, se le emite un formulario W-2G. Este formulario incluye el nombre, dirección y número de Seguro Social. Los casinos no están obligados a realizar retenciones de impuestos sobre los premios mayores de menos de $5,000, siempre que proporcione su número de Seguro Social. Si no proporcionan su número de Seguro Social, los casinos retienen el 28 por ciento de los botes pequeños.

El jugador puede solicitar que se descuente una cantidad específica de retención de impuestos de cualquier premio mayor que gane, A algunos les gusta hacer esto para evitar un gran pago de impuestos en abril cuando presentan sus declaraciones de impuestos.

En resumen a la pregunta de si hay que pagar impuestos sobre las máquinas tragamonedas, la respuesta es sí, en mayores o menores cantidades, dependiendo de cada país, pero es algo que se debe hacer.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver