¿Por qué algunos elefantes en África están naciendo sin colmillos?

Un estudio reveló que cada vez más elefantas están naciendo sin colmillos en el Parque Nacional de Gorongosa en Mozambique.

Referencial / Cortesía
Algunos elefantes en África nacen sin colmillos para sobrevivir a la caza furtiva / Foto: National Geographic

La investigación publicada por la revista Science, sostiene que el hecho se debe a un proceso de adaptación evolutiva surgido como respuesta a la abismal caza de elefantes por su marfil durante al menos 15 años de guerra civil.

Ahora es noticia: ¿A qué se debe que la Luna se aleje de la Tierra y cuáles serían sus efectos?

De acuerdo a lo reseñado por BBC, la caza furtiva para obtener colmillo, financió parte de las actividades de los dos bandos enfrentados y llevó a la especie al borde de la extinción.

Investigaciones destacan que el marfil robado a los animales sirvió para comprar armas y municiones. De hecho, como resultado de esta aguda caza furtiva, la cantidad de elefantes del Parque Nacional Gorongosa, situado en el centro del país africano, se redujo en un 90 por ciento.

La revista arrojó que un impacto no deseado de aquella guerra, es que en las últimas décadas una proporción altamente importante de elefantas están naciendo sin colmillos en el referido Parque Nacional.

Algunos elefantes en África nacen sin colmillos: ¿Es una casualidad o natural?

Según lo publicado por Playground, la falta de colmillos ocurre de forma natural. Este hecho generalmente afecta solo a una pequeña minoría de elefantes, casi siempre hembras.

Destacó que en la década de 1970 -por ejemplo- solo el 18,5% de las elefantas de Gorongosa no tenían colmillos. Tres décadas después, el porcentaje se había disparado hasta el 51%.

“Durante la guerra, Gorongosa fue esencialmente el centro geográfico del conflicto”. Así lo señaló Ryan Long, profesor asociado de ciencias de la vida silvestre en la Universidad de Idaho y uno de los autores del estudio.

“Hubo una gran cantidad de soldados en el área y mucha motivación asociada para matar elefantes y vender el marfil para comprar armas y municiones. El nivel resultante de caza furtiva fue muy intenso”. De ahí surgió la pregunta: ¿podría esa amenaza, mantenida durante décadas, tener algo que ver en el creciente número de elefantas sin colmillos?

Explicó que, a medida de la caída drástica de la población de elefantes, se triplicó la frecuencia de hembras sin colmillos.

La estadística resaltó que durante los 28 años que duró el estudio, las hembras de Gorongosa sin colmillos tenían más de cinco veces más probabilidades de sobrevivir que sus contrapartes hembras con colmillos.

Explicación

A juicio de los investigadores, en los últimos años el porcentaje de hembras sin colmillos ha caído. Sin embargo, sigue siendo mucho más alto que durante los años previos al conflicto armado.

El destacado grupo de expertos utilizó modelos matemáticos para probar si el aumento en la cifra de hembras sin colmillos, podría ocurrir sin la selección natural.

Concluyeron que es muy poco probable que esta adaptación sea una ocurrencia casual. Enfatizaron que las evidencias sugieren que ese rasgo aumentó rápidamente como respuesta evolutiva a décadas de brutal caza furtiva por el marfil.

“La evolución es simplemente un cambio en las características hereditarias dentro de una población durante generaciones sucesivas. Según los resultados de nuestro estudio, el cambio hacia la ausencia de colmillos entre las elefantas de Gorongosa, se ajusta perfectamente a esta definición”, aclaró Long.

Los autores del estudio también detallaron que sí puede la selección natural desencadenar cambios de tanta envergadura, incluso en dos décadas. Aunque esto, no es algo usual.

«El hecho de que haya ocurrido tan rápidamente es realmente raro y es una función directa de la fuerza de la selección. En otras palabras, sucedió tan rápido porque las hembras sin colmillos tenían una probabilidad mucho más alta de sobrevivir a la guerra. Por lo tanto, genera un potencial mucho mayor para transmitir sus genes a la siguiente generación».

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver