Acariciar a un perro regularmente reduce niveles de ansiedad en estudiantes estresados

Existe una gran cantidad de pruebas que demuestran que el perro es el mejor amigo del hombre, pero además que ayuda a la salud de muchos. Un ejemplo de esto es el más reciente estudio científico realizado en la Universidad Estatal de Washington.

Referencial / Cortesía

Esta investigación determinó que acariciar a tu mascota de forma regular, se convierte en una terapia que reduce en gran medida los niveles de ansiedad y de estrés.

Ahora es noticia: ¿Cómo saber quién usa tu cuenta de Netflix, Amazon Prime o Disney+ y qué hacer para evitarlo?

Con el paso de los años diversos estudios se han centrado en la influencia que tiene el simple hecho de contar con un perro como mascota. Hasta ahora, un alto porcentaje de los resultados arrojados son positivos, por lo que ubica a este querido animal como uno de los que generan excelente estabilidad psicológica en las personas.

La investigación que realizó la referida casa de estudios norteamericana es muy importante. Pues aparte de incidir en los niveles de estrés y ansiedad, también repercute en los estudiantes.

El análisis habla exactamente sobre que, acariciar un perro frecuentemente, elimina el estrés en un estudiante y mejora su nivel cognitivo.

De acuerdo a lo reseñado por FayerWayer, se desconoce si los investigadores registraron alguna dificultad para encontrarlos. Sin embargo, para el experimento participó un total de 309 estudiantes estresados. Quienes tuvieron la oportunidad de completar un programa de cuatro semanas con terapia animal.

Esta terapia consistía en acariciar un perro durante un corto periodo de tiempo todos los días, por al menos cuatro semanas. Como resultado final, observaron que los estudiantes habían mejorado sus habilidades cognitivas. Las cuales, se mantuvieron durante al menos las cuatro semanas siguientes.

Solo 10 minutos de acariciar a un perro alivia el estrés

Esta investigación se basó en el seguimiento de un estudio ejecutado en 2019. El cual mostró que acariciar a los perros durante solo diez minutos, podría reducir el estrés de los estudiantes a corto plazo.

“Es un hallazgo realmente poderoso”, señaló la autora del artículo, Patricia Pendry de la Universidad Estatal de Washington.

“Las universidades están haciendo un gran trabajo tratando de ayudar a los estudiantes a tener éxito académico. Especialmente aquellos que pueden estar en riesgo debido a un historial de problemas de salud mental o problemas académicos y de aprendizaje”, acotó.

Asimismo, aseguró que este estudio muestra que los enfoques tradicionales de manejo del estrés, no son tan efectivos para esta población como las terapias que se enfocan en dar oportunidades a interactuar con perros.

Referencial / Cortesía

En el lapso de análisis, los investigadores midieron el llamado funcionamiento ejecutivo de los estudiantes, como lo son: las habilidades que necesita para planificar, organizar, concentrarse, memorizar hechos y motivarse. Enfoques que son vitales para tener éxito en la universidad.

“Los resultados arrojados son muy sólidos”, destacó Pendry. Explicó que, durante las pruebas, los estudiantes que estaban en mayor riesgo terminaron teniendo más mejoras en el funcionamiento ejecutivo en la condición de interacción humano-animal.

“Estos resultados se mantuvieron cuando hicimos un seguimiento seis semanas después”, enfatizó.

De acuerdo al equipo de investigadores, los programas de interacción humano-animal, ayudan a los estudiantes con dificultades, permitiéndoles relajarse mientras hablan y piensan sobre sus factores estresantes. Esto, en lugar de sentirse abrumados por ellos.

“Cuando estamos estresados, lo último que queremos es pensar o procesar más información”, destacaron.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver